A un año, continúa impune el crimen de un comerciante

Alberto Alonso fue baleado frente a su casa de Cipolletti. Nunca hubo detenidos por el hecho.

Se cumplió un año del ataque a balazos y posterior muerte del comerciante cipoleño Alberto Alonso y el caso sigue impune, sin detenidos ni avances en la investigación. De acuerdo con fuentes cercanas a la causa, el motivo del ataque fue por una aparente deuda aunque la Justicia local nunca avanzó con detenciones ni tampoco allanamientos para dar con elementos que pudieran esclarecer lo sucedido.

Es uno de los tantos hechos violentos ocurridos en Cipolletti y que se encuentran muy lejos de su esclarecimiento debido al paso del tiempo. En un primer momento, se pensó que el material de cámaras de seguridad y el aporte de testigos podían ayudar a atrapar al autor de los disparos mortales, pero, a poco de empezar, el Ministerio Público Fiscal comprobó que no había pruebas determinantes.

Te puede interesar...

El asesinato de Alonso fue un ataque a sangre fría y dejó traslucir la impunidad para actuar del homicida, que supuestamente llegó hasta la casa de la víctima en una bicicleta y efectuó un certero disparo al abdomen. Malherido, el comerciante ligado a la compra y venta de vehículos cayó sobre la vereda y recibió el auxilio de familiares y vecinos de calle Uspallata y O’Higgins.

En el camino al hospital Pedro Moguillansky, la víctima habría balbuceado un nombre, aunque no se transformó en un aporte destacado. Tras varios días de agonía, Alonso murió.

La víctima del crimen era conocida por la administración de autoparques y uno de los últimos sitios que lo tuvo como responsable funcionaba sobre Toschi. Justamente, en algún momento, se lo vinculó con la familia Montecino debido a un allanamiento en el lugar pero investigadores confirmaron que el único nexo era porque habían manejado autoparques en la misma propiedad.

Las pesquisas siguieron adelante con el análisis de llamadas telefónicas y de acuerdo a las fuentes, se habría establecido que Alonso tenía una deuda millonaria con personas de otras provincias. Por esta razón, se presume de un crimen por encargo aunque los autores nunca fueron apresados ni tampoco se ordenaron capturas.

Alonso, de 62 años, fue atacado mortalmente el 26 de septiembre, alrededor de las 20.

También murió un hijo en un choque

La familia Alonso sufrió dos tragedias en un escaso lapso: meses antes del crimen del comerciante, uno de sus hijos murió en un choque cuando conducía una moto sobre la Ruta Nacional 22.

En el caso del asesinato, la investigación inicial estuvo a cargo de agentes de la Comisaría Cuarta y la Brigada de Investigaciones, bajo las órdenes del Ministerio Público Fiscal de Cipolletti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído