LMCipolletti Justicia

Abusó de su hija y la esposa lo quería de vuelta en casa

La Justicia frenó la liberación de un condenado por delitos sexuales.

Por Gustavo Arroyo - arroyog@lmneuquen.com.ar

En un hecho que genera mucha indignación, un hombre que cumple una condena de 8 años por los abusos reiterados de su pequeña hija había sido aceptado por su esposa para que cumpla el castigo que le resta en su domicilio de Cipolletti. Sin embargo, el abusador se encontró con el criterio inflexible del Juzgado de Ejecución 8, que le negó el beneficio debido a que tiene un muy mal informe psicológico, le resta cumplir más de la mitad de la pena y existe un concreto riesgo de fuga.

Te puede interesar...

Al igual que otros presos alojados en el Penal 5 de esta ciudad, el abusador buscó un cambio en su modalidad de encierro y reclamó el arresto domiciliario mediante un trámite abierto en las oficinas del juzgado a cargo de Lucas Lizzi. Su pedido fue analizado en la semana que pasó y uno de los puntos iniciales que se tuvieron presente a la hora de definir el requerimiento fue el tipo de delito que se le atribuyó y por el cual cumple un castigo de 8 años. El hombre, del que no se brinda el nombre para proteger a la víctima, fue encontrado culpable de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo. El fallo fue dictado en 2013 por la ex Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti y la sentencia quedó firme no hace mucho tras la presentación de sucesivos recursos por parte de la defensa.

El responsable del juzgado de Ejecución tuvo en cuenta estos aspectos concretos de la sentencia, y uno de los primeros informes desfavorables que llegó a sus manos pertenece al Consejo Correccional de la cárcel que, por unanimidad, desaconsejó un régimen domiciliario para el abusador.

8 años de cárcel efectiva debe cumplir el cipoleño. Recién purgó la mitad de la condena.

De acuerdo a fuentes judiciales, el diagnóstico más severo fue elaborado por una psicóloga, donde señala que el abusador no reconoce el delito que cometió y minimiza los ataques sexuales que tuvieron como víctima a su pequeña hija.

Lo sorprendente del expediente que llegó a manos del juez Lizzi es la posición de la esposa del hombre, que sin desconocer el grave delito por el que cumple una pena, no solo dijo que no había problemas para su vuelta al domicilio donde vive, sino que se ofreció como garante para atenderlo debido a sus dolencias físicas y controlar que cumpliese con las pautas de la prisión domiciliaria.

Más allá de la posición de la mujer, el responsable del juzgado de Ejecución denegó el beneficio y confirmó que continuará en la cárcel.

En las últimas semanas, el Juzgado de Ejecución 8 de Cipolletti se vio obligado a resolver múltiples recursos interpuestos por abusadores y criminales que permanecen presos en la cárcel local. El denominador común de las presentaciones tiene relación con el COVID-19 y que se trata de internos que forman parte de los grupos vulnerables.

El responsable del juzgado, Lucas Lizzi, sin dejar de cotejar los descargos individuales, presta atención a los distintos informes y, luego, resuelve. Asimismo, consulta a las víctimas y suma su opinión a la hora de pronunciarse.

Múltiples reclamos de los presos

En las últimas semanas, el Juzgado de Ejecución 8 de Cipolletti se vio obligado a resolver múltiples recursos interpuestos por abusadores y criminales que permanecen presos en la cárcel local. El denominador común de las presentaciones tiene relación con el COVID-19 y que se trata de internos que forman parte de los grupos vulnerables.

El responsable del juzgado, Lucas Lizzi, sin dejar de cotejar los descargos individuales, presta atención a los distintos informes y, luego, resuelve. Asimismo, consulta a las víctimas y suma su opinión a la hora de pronunciarse.

LEÉ MÁS

Cinco ciudades rionegrinas tendrán caminatas recreativas

Pagó más de $400 mil por una camioneta "fantasma"

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario