El clima en Neuquén

icon
15° Temp
27% Hum
La Mañana banda

Acusaron a un condenado líder de la banda que estafaba comerciantes y jubilados

Se trata de Javier Antolini, actualmente alojado en el Penal 1 de Viedma. Además, acusaron a otro preso involucrado y dos mujeres a quienes también se investiga como integrantes de la banda.

Otros cuatro miembros de la banda acusada por estafar jubilados y comerciantes fueron acusados por la fiscalía, que avanza en las pesquisas para determinar la extensión del daño económico generado. Un ladrón y un asesino condenados que actuaban desde sus lugares de detención, los principales imputados. También se acusó a la pareja de uno de ellos y la cuñada del otro.

Cabe recordar que LMNeuquén ya había adelantado que dos de los integrantes son hombres detenidos y condenados, quienes en la primera audiencia realizada en julio se habían negado por recomendación de sus defensores a hablar en la parte inicial de la audiencia, donde debían aportarle a la jueza de garantías Carina Álvarez sus datos personales.

Te puede interesar...

Ambos estaban conectados por Zoom desde sus respectivos lugares de detención. La jueza les reiteró que debían dar sus datos personales, pero los hombres no lo hicieron por lo que ante tal escenario, Álvarez ordenó que los saquen de la audiencia para avanzar con el resto de la acusación.

En definitiva, los dos condenados se negaron a hablar para que sus voces no queden en el registro de la audiencia porque se podría utilizar para realizar una pericia de voz junto con algunas de las llamadas que recibieron los jubilados afectados y las escuchas de la causa.

En esa oportunidad, el asistente letrado de la Fiscalía de Delitos Económicos, Juan Manuel Narváez, acusó a Jonathan Furgone, Adriana Gina Antolini, Alex Pacheco, Gabriela Maza, Romina Maza y Daniel Fuentes Serrano (conocido como el "Lotocki neuquino") tanto por asociación ilícita como por cuatro hechos puntuales de estafa ocurridos entre enero de 2021 y julio de 2022.

SFP Allanamiento millonario estafas (15).JPG

En su accionar, de acuerdo a lo descripto por Narváez, uno de los miembros de la banda hacía vishing a los jubilados para obtener sus números de tarjeta. Es decir, "ponía en marcha una ingeniería social" que consistía en hacerse pasar por empleados de empresas telefónicas o crediticias (como Visa y Mastercard) brindando nombres falsos y esgrimiendo distintos argumentos para hacerse con los datos necesarios para efectuar compras.

Una vez que entregaban el número de la tarjeta y la clave de seguridad, el preso a cargo de esa maniobra, le pasaba la información al resto de la banda que pautaba las compras por teléfono con comercios neuquinos y abonaba a través de botones de pago todo tipo de productos; desde tecnología y bicicletas hasta grifería y comida, elementos que se encargaban de recibir o retirar los demás integrantes.

La segunda parte de la estafa se concretaba a los pocos días, cuando percatándose de la compra que no habían autorizado, los titulares de las tarjetas desconocían las compras, dejando a los comerciantes sin el pago por los productos ya entregados.

Teniendo en cuenta los cuatro hechos de estafa detallados, que se espera que se incrementen con el avance de la investigación, se habla por el momento de un perjuicio global de unos 4 millones de pesos.

Los acusados

En la audiencia de este miércoles, la fiscalía convocó a Javier Antolini, Lucas Verón, Tamara Figueroa (pareja de Verón) y Paola Maza (cuñada de Antolini), identificados como los demás integrantes de la banda. Sólo restó acusar a una última mujer que no pudo ser "debidamente notificada" de la audiencia.

En el caso de Antolini, es a quien se señala puntualmente como "líder" de la banda. Actualmente cumple una condena de 7 años de prisión en la Unidad de Detención Nº 1 de Viedma por robo agravado en una vivienda de General Roca.

Por su parte, el segundo con más jerarquía dentro la banda estafadora es Verón, hoy condenado por un crimen ocurrido en enero de 2021 en Valentina Sur, quien fue trasladado de la alcaldía de la Comisaría 19 a la unidad de detención U11.

SFP Allanamiento millonario estafas (2).JPG

Según la teoría del caso, ellos estaban a cargo de realizar las llamadas a jubilados para obtener los números de tarjeta desde sus respectivos lugares de detención.

Nuevamente, la audiencia inició con un planteo de sus defensores, Alfredo Cury (en defensa de Verón y Figueroa) y Carlos Ernesto Vila Llanos (en representación de Antolini y Maza), quienes informaron que los hombres no hablarían en audiencia para evitar que sus voces pudieran ser utilizadas en pericias futuras para incriminarlos en la causa en base a las escuchas, una de las piezas de prueba más fuertes presentadas por la fiscalía.

Ante esto, la jueza Carina Álvarez autorizó que brindaran sus datos filiatorios de manera escrita, los cuales anotaron en una hoja que se les brindó en el momento.

Luego de narrar la misma teoría fiscal que en la anterior audiencia, Narváez -asistido por las funcionarias Agustina Jara y Verónica Burgos- acusó a los cuatro por los delitos de asociación ilícita (siendo en calidad de coautores para Figueroa, Maza y Verón y como autor de ser líder para Antolini) y de estafa (todos en calidad de coautores).

El asistente letrado solicitó además que se declare la causa como compleja y se dicte un plazo de investigación de un año, de igual manera que se estableció en la primera formulación de cargos. Detalló entre la evidencia las denuncias recepcionadas por estafa, escuchas telefónicas, allanamientos, entre otras cosas.

Aunque tanto Villa Llanos como Cury se opusieron a la formulación -por falta de evidencia, competencia y hasta "falta de perspectiva de género"-, la jueza interviniente dio por formulados los cargos en los términos planteados por la acusación.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario