La cantante inglesa sacó a la luz su nuevo single "All I Ask" y durante algunos pasajes del tema se la escuchó desafinar, mientras que en otros se quedó sin audio, con un extraño ruido de fondo.

Todo fue un problema técnico y los propios gestos de Adele lo denotaban. Para solucionarlo, se vio obligada a forzar la voz, lo que derivó en que en varias ocasiones sonara estridente y chillona.

Adele, muy molesta por lo ocurrido, hizo su descargo en las redes sociales y les explicó a sus fanáticos: "Los micrófonos del piano cayeron sobre las cuerdas y ese fue el sonido de guitarra que se escuchó. Hizo que sonara desentonado. Cosas que pasan", fue el primero de los tuits que publicó.

Luego, y ya tomándose con humor la situación, hizo un irónico pero divertido comentario sobre su actual dieta, lo que la llevó a tener su tan cuidada figura: "Por culpa de esto me fui a dar un gusto a un local de comida rápida. Así que quizás valió la pena".

En las redes sociales los usuarios criticaron la actuación, pero reconocieron el problema técnico y exculparon a la cantante de los fallos en su voz.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído