Aerolíneas Argentinas retomó las frecuencias diarias a Neuquén

Tras 73 días sin operaciones comerciales por la erupción del Córdon Caulle, dos aviones de la empresa unieron ayer Buenos Aires con esta ciudad. Hasta septiembre, habrá dos vuelos por día.

Neuquén > Tras 73 días sin recibir vuelos comerciales por la erupción del complejo volcánico Cordón Caulle, ayer a las 12.38 aterrizó en el aeropuerto internacional de Neuquén un avión de Austral correspondiente al vuelo 2654 de Aerolíneas Argentinas con 77 pasajeros a bordo.
Pese a que estaba previsto que partiera del aeroparque metropolitano Jorge Newbery a las 8.25, el avión salió con dos horas de retraso, por lo que finalmente llegó pasado el mediodía en vez de las 10.18 en que estaba previsto. "Se demoró por un cambio en el equipo. Había un avión preparado y lo tuvimos que cambiar por otro", manifestó Mónica Ibarra, auxiliar de tránsito de Aerolíneas Argentinas.  Debido a este retraso, el vuelo que estaba programado con destino a Buenos Aires para las 10.30, finalmente despegó hacia esa ciudad a las 13.15. En tanto, el segundo vuelo desde Buenos Aires arribó ayer por la tarde.
Así, la empresa estatal reanudó sus operaciones a esta ciudad a una semana que la estación aérea fuese declarada “operable sin restricciones” por la Administración Nacional de Aviación Civil. Durante lo que resta del mes, Aerolíneas Argentinas programó dos vuelos diarios debido a una cuestión de operabilidad. A partir de septiembre, regresarán las frecuencias habituales, incluyendo el avión que llega muy tarde, pasa la noche en la ciudad y parte muy temprano hacia la ciudad de Buenos Aires.
"El viaje estuvo bien, aunque con un poco de turbulencias. En mi caso hace dos meses que esperaba que se abra el aeropuerto para llegar a Neuquén. Trabajo en una multinacional que se dedica a la comercialización de pallets", contó Sergio Sera, uno de los pasajeros del vuelo 2654. "Hace una semana que esperaba este viaje. Lo tenía previsto para el miércoles anterior pero se fue retrasando hasta hoy (por ayer)", señaló Elvira, otra pasajera. 
Los testimonios de los pasajeros se reiteraron ante las preguntas de una gran cantidad de medios que siguieron la llegada del primer avión comercial tras la erupción de Cordón Caulle. "El viaje fue tranquilo. Estamos contentos de la apertura del aeropuerto", fue una de las frases que más se escucharon ayer en el aeropuerto.  
"El cierre del aeropuerto influyó porque no pude viajar con la continuidad que mi trabajo lo requiere. Además no es lo mismo estar en un lugar en dos horas que pasar un día en el colectivo", contó Leonardo que trabaja en el sector hidrocarburos.
 
Balance
El subsecretario de Planificación y Servicios Públicos, Gustavo Nagel, se mostró “contento” por el regreso de los vuelos a Neuquén. “Ha sido una tarea muy fuerte de la provincia, y Nación, a través de ANAC, y otros organismos para restablecer el funcionamiento de las líneas comerciales", subrayó.
El funcionario recalcó que para que el aeropuerto siga manteniéndose en su condición de operable se deberá seguir trabajando. “Esto no terminó porque cada vez que haya  ceniza se tiene que trabajar en la limpieza del aeropuerto", dijo. Además, manifestó que la lluvia de ayer favoreció el vuelo porque permitió que "haya tierra en suspensión".
En cuanto a la posibilidad de aplicar en el aeropuerto un tipo de instrumental para la medición de ceniza en la atmósfera (cómo se está implementando en Bariloche), Nagel dijo "que se evaluará la posibilidad de que se traiga a Neuquén".
 
Vuelta al trabajo
La alegría estaba presente ayer en la cara de los comerciantes con locales en el aeropuerto, que volvieron al trabajo luego de una larga inactividad. Otra vez se vio gente comprando revistas, algún producto neuquino o tomando un café antes de la partida. Los locales de alquileres de autos también recibieron pasajeros en su oficina. De esta manera, cada uno de los sectores que conviven en el aeropuerto pudieron regresar a sus habituales tareas.
"Estamos contentos de volver a trabajar. Nosotros cerramos el 6 de junio y abrimos recién hoy (por ayer). Desde temprano que se vio otro movimiento en el aeropuerto", señaló Virginia Alonso, propietaria de un local.
En la cafetería también se mostraron conformes con el primer día de trabajo luego del cierre de las instalaciones. "Antes trabajamos sólo para el personal del aeropuerto. Algunos empleados se tuvieron que tomar vacaciones. Ahora ya somos diez personas trabajando desde temprano", concluyó uno de los empleados Saúl Pedroni.

LAN define en las próximas horas

Neuquén > Desde la empresa LAN enfatizaron ayer en que la situación está siendo “analizada” y que en las próximas horas se va a definir la previsión sobre el regreso de las operaciones. “Estamos analizando la información actualizada con la intención de retomar las operaciones a Neuquén lo antes posible, sujeto a que estén garantizadas las condiciones de seguridad operacional de acuerdo con los estánderes de la compañía”, indicaron. 
 
Pérdidas
Además, enfatizaron que no poder volar a Neuquén y Bariloche “no es un beneficio” para la empresa, sino un “problema”. “No estamos volando contra nuestra voluntad”, indicaron. También confiaron que la empresa perdió hasta el momento 20 millones de dólares por los problemas ocasionados por la ceniza volcánica generada por la erupción del complejo volcánico chileno Cordón Caulle. La mayoría de esas pérdidas está asociada a los tramos Buenos Aires-Neuquén y Buenos Aires-Bariloche, confiaron.
El último avión de la empresa LAN llegó a esta ciudad el 4 de junio pasado cuando hizo erupción el Cordón Caulle. Posteriormente, se suspendieron los vuelos y aún continúan en ese estado.

Deja tu comentario


Lo Más Leído