Anécdotas y curiosidades a lo largo de la historia

A lo largo de las 27 ediciones realizadas de los Juegos Olímpicos en la era moderna, se produjeron numerosas anécdotas, curiosidades y dramas que excedieron el marco de lo deportivo, dando cuenta de la condición humana.

París 1900: La tenista británica Charlotte Cooper, se convirtió en la primera mujer en ganar una medalla dorada en los Juegos, al ganarle la final a la francesa Helen Prevost, pese a la opinión del barón Pierre de Coubertin, quien sugería que las mujeres "debían dedicarse a otras labores".

Saint Louis 1904: El maratón se celebró en un clima caliente, por caminos polvorientos, y con obstáculos como caballos y automóviles en plena ruta. El primero en llegar fue el neoyorquino Fred Lorz, quien había abandonado a los 15 kilómetros, pero cerca de la llegada se reintegró a la prueba, aunque luego fue descalificado. El ganador oficial, el británico Thomas Hicks, casi se muere en el estadio porque sus entrenadores le dieron dosis de estricnina mezclada con aguardiente.

Estocolmo 1912: En la competencia de maratón, el portugués Francisco Lázaro murió en plena carrera debido al intenso calor, tras ingerir un cóctel de estricnina y brandy, y untarse el cuerpo de grasa para evitar el calor, lo que devino en una intoxicación masiva. Además, el japonés Shizo Kanakuri no terminó la prueba y avergonzado volvió a su país de incógnito tras recorrer 8.000 kilómetros a dedo. En ese mismo Juego sorprendió la actuación de un joven estadounidense en el pentatlón moderno, George Smith Patton junior, que finalizó quinto y luego sería uno de los más reconocidos estrategas de la guerra por medios blindados.

Los Angeles 1932: El argentino Juan Carlos Zabala, el "Ñandú", no solo se impuso en el maratón. Además le "robó" el corazón a la actriz Ginger Rogers, quien le fue presentada por el célebre atleta Jesse Owens. Finalmente, Zabala se casaría con su traductora Elsa.

Berlín 1936: El equipo de polo que ganó la medalla dorada antes de llegar a Berlín pasó por Boulogne Sur Mer y visitó la casa en la que falleció el general José de San Martín y uno de ellos, el más joven, Roberto Cavanagh (hijo) contaría tiempo después que "pedí permiso para sentarme en una silla muy linda, me dijeron que sí. Lo hice y ¡crack!, se rompió. Pobre San Martín, pensé en ese momento".

Helsinki 1952: Un nadador italiano llamado Carlo Pedersoli, siete veces campeón italiano, se clasificó semifinales de 100 metros libres, lo que repetiría en Melbourne 1956. Luego triunfaría en el cine como intérprete de los denominados "western spaghetti" con el nombre de Bud Spencer.

Barcelona 1992: La heptatleta Ana María Cosmaschi vivió una semana como intrusa en la Villa Olímpica por no tener la acreditación y, finalmente, no pudo competir. Su caso llegaría a la Justicia, que falló seis años después falló en su favor, otorgándole una compensación económica por la falla administrativa del Comité Olímpico Argentino (COA), que nunca envió los papeles de la atleta.

Atenas 2004: En medio de los Juegos Olímpicos el pesista Darío Lecman fue descubierto por periodistas en Buenos Aires, adonde había retornado aduciendo "problemas familiares" y sin avisar a los dirigentes. Debió volver a Atenas, donde participó en la categoría 94 kilos, finalizando 17mo. entre 19 competidores.

Beijing 2008: El taekwondista cubano Ángel Matos le dio una patada en la cara a un juez que lo descalificó por excederse en el tiempo para recibir asistencia médica. Fue suspendido a perpetuidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído