Antártida: se ahogan miles de pingüinos por culpa del deshielo

Prácticamente todas las crías de una especie murieron en los últimos tres años.

Casi todas las crías de la segunda colonia de pingüinos emperadores más grande del mundo murieron en los últimos tres años a causa del deshielo de su hábitat natural en la Antártida en un hecho que fue denominado por los especialistas como “catastrófico”. Así lo reportó el British Antarctic Survey (BAS) que estudia el comportamiento de la colonia de Halley Bay en el mar de Weddell, al sur de Cape Hope, donde unas 25 mil parejas de pingüinos que se aparean cada año.

A través del análisis de imágenes satelitales descubrieron que en 2016, en medio de un clima anormalmente cálido y tormentoso, se rompió el hielo marino en el que los pingüinos normalmente crían a sus bebés y, como consecuencias, casi todos murieron. Lo llamativo es que este patrón se repitió en 2017 y 2018. En este sentido, desde el BAS informaron que la colonia en la bahía de Halley “casi ha desaparecido”. “Hemos estado rastreando la población de esta y otras colonias en la región, durante la última década, usando imágenes satelitales de muy alta resolución”, dijo el especialista en sensores remotos de BAS, Peter Fretwell.

Te puede interesar...

“Podemos estimar la población en función de la densidad conocida de los grupos para obtener una estimación confiable del tamaño de la colonia. Estas imágenes han demostrado claramente la catastrófica falla de reproducción en este sitio en los últimos tres años”, agregó Fretwell. Sin embargo, el equipo observó que una colonia de pingüinos cercana en Dawson Lambton había “aumentado considerablemente de tamaño”, lo que indica que muchas de las aves de la Bahía de Halley habían migrado a condiciones de reproducción más seguras.

Phil Trathan, experto de BAS, dijo que era imposible saber con certeza si la ruptura del hielo marino en Halley Bay fue causada por el cambio climático. “Pero un fracaso tan completo para reproducirse no tiene precedentes en este sitio”, dijo. Los emperadores, la especie de pingüino más grande del mundo, llegaron a la fama mundial con un documental de 2005, “La Marcha de los Pingüinos”, que retratan su viaje anual a través del hielo, y la película de dibujos animados de 2006 “Happy Feet”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído