El clima en Neuquén

icon
15° Temp
55% Hum
La Mañana Arias

Arias e Insúa pifiaron pero, justo a ellos, ¡no los maten!

El 1 neuquino de Racing y el DT del Ciclón se equivocaron, pero las sanciones no deben ser exageradas. Buena gente y profesionales ambos, de muy bajo perfil, no merecen que se ensañen con ellos...

Hacer leña del árbol caído, criticarlos duramente, condenarlos, brindarles lecciones de vida y discursos moralistas sería lo más fácil. Pero creemos, a esta altura, que ya no es necesario. Ambos habrán recapacitado internamente y la opinión pública se encargó de juzgarlos. Uno, de hecho, el neuquino Gabriel Arias, se disculpó y el otro, Rubén Darío Insúa, lo haría en breve inducido, según cuentan, por el propio club que dirige, a cuyo ex presidente expuso delante de las cámaras.

No obstante, de los dos escándalos del fin de semana, fue el entrenador de San Lorenzo quien, por decirlo de algún modo, “salió mejor parado” ya que buena parte de los hinchas lo respalda y valora el trabajo que realiza con los pocos recursos de los que hoy dispone el Ciclón.

Te puede interesar...

Está claro que se equivocaron, tanto el arquero local de Racing en realizarles gestos obscenos a los hinchas de Platense que en un golpe bajo se metieron con su familia (según blanqueó el golero), como el conductor del Cuervo en devolverles insultos a los plateístas y pedirles que en lugar de a él “puteen a Tinelli que se robó todo”.

https://twitter.com/SC_ESPN/status/1571672836854673409

Innecesarios y desafortunados los dos hechos. Fuera de contexto. Ahora bien, si errar es humano, sería bueno que tampoco los destruyan con las sanciones. La del arquero de esta ciudad se conocería mañana y se habla de 3 a 10 partidos, con posibilidad incluso de arresto.

Teniendo en cuenta muchos antecedentes similares donde no se aplicó tanta rigurosidad, es de esperar que sea una medida equilibrada.

https://twitter.com/TorresErwerle/status/1571606620299317250

Y lo mismo corre para Insúa, pero ya no de parte del Tribunal sino a nivel interno. No sea cosa que cuestiones extradeportivas deriven en su abrupta salida de un Ciclón al que puso de pie cuando nadie quería agarrarlo. Estuvieron mal pero en el mundo del fútbol todos se conocen y ambos son buena gente y profesionales, de bajo perfil, de los que no venden humo.

¡No los maten!

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario