Caen gitanos que estafaron en Pigüé y en Bahía Blanca

Se alzaron con más de 200 mil dólares y joyas. Los atraparon por unas escuchas telefónicas.

Neuquén.- Les siguieron la pista hasta Neuquén y los detuvieron. Cayó de nuevo la banda de gitanos que hacía secuestros virtuales y engaños con el cuento del tío en la zona de los valles. Esta vez cometieron una seguidilla de estafas en las localidades de Pigüé y Bahía Blanca. A una de las víctimas le robaron 200 mil dólares.

Una comitiva de la Policía bonaerense viajó a Neuquén, y con apoyo del Departamento de Delitos Económicos, realizó dos allanamientos en la ciudad, uno en una vivienda de la calle Tierra del Fuego al 600, en el barrio Belgrano; y el otro sobre Los Nogales al 2600, en Confluencia.

Los investigadores de Buenos Aires habían contactado a sus pares neuquinos luego de recibir denuncias de reiterados hechos de estafa, bajo la modalidad de secuestros virtuales y cuentos del tío. Dos hechos en Pigüé y uno en Bahía Blanca. Pero en uno de los casos, los estafadores se alzaron con 200 mil dólares y en otro, con joyas y alhajas.

La particularidad, además de la modalidad registrada el año pasado en Neuquén, era que las llamadas recibidas por las víctimas bonaerenses tenían la característica de esta capital. "Luego de cotejar información con nosotros y hallar coincidencias, los efectivos de la bonaerense se hicieron presentes y ayer a la mañana se realizaron los dos allanamientos. En uno se secuestró una computadora, teléfonos celulares, un GPS y un handy Motorola comúnmente utilizado por la Policía de allá", indicó el comisario Gustavo Melo, a cargo del Departamento Delitos Económicos.

Tres integrantes de la familia gitana neuquina serían los autores de las estafas en ambas localidades.

En simultáneo, otro equipo de efectivos, con apoyo de la UESPO, allanó una vivienda sobre calle Tierra del Fuego.

"Allí secuestramos 1100 dólares, varios celulares, alhajas y un arma de fuego calibre 9 mm con la numeración limada y con un cargador, apta para disparar. En ese domicilio se detuvo a una persona de origen zíngaro", precisó Melo.

En medio de las diligencias que desarrollaba la Policía, se acercó a una de las casas una persona que dijo ser el supuesto abogado de la familia gitana, pero al ser consultado, el mismo detenido negó conocerlo.

"Los efectivos le pidieron que se retirara y que luego iba a poder acceder, de ser realmente un abogado, a las actuaciones", concluyó el comisario Melo.

La banda seguía delinquiendo

A mediados de 2015, la Policía de la provincia creyó haber desarticulado una banda de gitanos neuquinos que concretaron alrededor de 20 secuestros virtuales por una suma aproximada de 1,2 millones de pesos en golpes concretados entre Neuquén y Cipolletti.

En ese momento, LM Neuquén publicó al detalle las instancias de esa investigación, que duró un año y que estuvo a cargo del Departamento de Delitos Económicos. Pero parece que el accionar delictivo de la banda sólo se trasladó hacia otras localidades de provincias más alejadas.

"Esta gente se aprovecha de sus víctimas, que son personas de avanzada edad que deciden invertir sus ahorros, o compradores por internet que buscan un vehículo. Los llegan a enganchar pagándoles el pasaje y la estadía en Neuquén. Después desaparecen y no hay rastros de nada. La gente suele cometer el error de entregar dinero sin exigir siquiera un recibo", comentó el comisario, quien aseguró que se trata de los mismos gitanos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído