Calavera no chilla: es el costo de crecer

Neuquén jugó tres partidos en siete días. Por un lado, ganó chances en el Torneo Cuyano, pero restó en el TDI. Igual se la banca.

Neuquén.- Crecer tiene sus costos. Y el equipo del Neuquén Rugby Club lo está viviendo en carne propia. Por años reclamó su lugar en el Torneo Cuyano para elevar su nivel de juego y ahora que lo consiguió (junto a Marabunta fueron invitados a jugarlo este año), lo está sufriendo porque paralelamente debe defender su lugar en el Torneo del Interior A y por primera vez desde que llegó, hace cuatro años, está al borde del descenso.

La seguidilla de partidos le pasó factura al equipo neuquino, que pelea en dos frentes: para mantenerse en la elite del certamen del interior e ingresar al top 8 A del Torneo Cuyano. Afrontar en simultáneo ambas competencias le da rodaje, pero lo expone a quedarse sin el pan y sin la torta. El cimbronazo lo sintió esta semana en la que, como nunca ocurrió, afrontó una maratón de encuentros –tres en siete días- que lógicamente trajo sus consecuencias.

La victoria el miércoles ante Marabunta por el Torneo Cuyano le abrió chances para ingresar al Top 8, pero se las restó para el TDI, ya que con un equipo al límite del agotamiento cayó el sábado ante Sporting de Mar del Plata en su propio reducto 23-13 (dos penales de Jeremías Browne, try penal y conversión de Javier Díaz) y lo obliga a seguir peleando. La victoria ante los marplatenses lo hubiera liberado para concentrarse en un solo torneo. Pero con la derrota el DT, Fernando Garutti, está obligado a dividir el equipo, una parte de los titulares más los suplentes irá a Rosario para enfrentar a Old Resian (ya le ganó en la clasificación) por el TDI y la otra parte, también con jugadores mezclados, visitará el domingo a Universitario (Mendoza).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído