El clima en Neuquén

icon
33° Temp
20% Hum
La Mañana moda circular

Cambió los aviones por la moda circular: conocé a Agustina

Hacía controles en las pistas del aeropuerto y un día decidió volar con su emprendimiento: Te Invoco Estilo. Cómo fue soltar un trabajo en relación de dependencia y apostar a su sueño.

Es una chica con mucha onda. Buena gente, se hace querer. Súper agradecida, amigable, curiosa, inquieta. Apasionada con lo que hace. Hace 19 años le pidió a su viejo una chaqueta de cuero de 90 pesos que muchos años después sería un ícono en su vida.

No sé si les ha pasado, pero yo recuerdo también haber sido piba y tener un jean que no me sacaba por nada. Azul, tipo Oxford, super gastado. Mi vieja no lo podía ni ver, pero yo lo amaba. Era "la prenda" en mi armario, la que elegía siempre. Entonces escuchaba Mi unicornio Azul de Silvio Rodríguez y creía que iba a poder cambiar el mundo.

Te puede interesar...

Pero acá la historia, la protagonista de esta historia es Agustina Nicola, la chica que se abrió paso en el mundo de la moda circular y tiene mucho estilo, como su marca Te Invoco Estilo y todo lo que emprende.

Agustina tiene 37 años y adoptó a Neuquén como su lugar en el mundo. Nació en Cipolletti, a los cuatro años se fue a vivir a Cinco Saltos, y acá se hizo al andar, entre las bardas y el río que la enamoran, y su marido, con quien armó una familia ensamblada, donde están los hijos de él y otros amores: un perro y seis gatos. Uno de ellos, su gato Django que está en el cielo, fue un motor esencial en su nueva vida emprendedora.

Desde hace 13 años que es asesora de imágenes; también trabajó en Cultura de la Municipalidad y los últimos tres años en relación de dependencia fue operadora junior en el Aeropuerto Neuquén, donde hacía control de terminal y pista. Es que Agustina tiene varios perfiles, o facetas o mujeres.

Agustina Nicola 03.jpeg

"Realmente fue un placer laburar con aviones, tenía su mística... recorría la pista antes de que lleguen y despeguen, y la plataforma donde están los pasajeros", contó Agustina.

En una entrevista con LMNeuquén, abrió su corazón y relató cómo fue soltar la seguridad de un trabajo estable por su propio emprendimiento y un presente con desafíos. No fue de un día para otro, ni sencillo. Advirtió que hay un largo camino recorrido.

Dijo que la moda siempre le gustó y que consume en ferias americanas y mercados de las pulgas desde hace 19 años, cuando en Cinco Saltos descubrió su primer tesoro: la chaqueta de cuero que le pidió a su papá que está en el cielo.

SFP moda circular sustentable venta de ropa feria americana Agustina (10).JPG

Entonces no sabía del concepto de moda circular. Pero le gustaba mucho comprar ropa que tuvo historia; y no porque le resulte más barato. Hay todo un estilo de vida en torno a la moda circular que apuesta a reutilizar o transformar las cosas, así como reciclarías botellas de plástico para hacer un jardín hidropónico o transformarías el aceite usado de cocina en detergente sólido biodegradable.

Bueno, Te Invoco Estilo ya tiene siete años de vida y es un proyecto hecho a la medida de Agustina que inició como algo paralelo a los trabajos que tenía. La pregunta es obligada, y ella la responde cortita y al pie: " Muy autorreferencial". Recién este año, cuando advirtió que estaba encaminada, dejó el Aeropuerto Neuquén y voló con su emprendimiento.

El concepto de moda circular

"La industria de la moda es una de las más contaminantes, pero hay marcas más amigables donde la ropa tiene mucha vida útil y se genera otro tipo de consumo no masivo", contó Agustina.

Tanta vida útil puede tener la ropa que mucha parece haber salido recién de la fábrica. "Tampoco es consumir porque es barato. Se trata de vestir con conciencia hacia la mano de obra y el medio ambiente; volver a usar lo que ya está dando vueltas. Es mucho de la cultura que se vienem haciéndolo con ganas", enfatizó la joven emprendedora.

El diseño de la ropa también puede ser circular, en tanto hay gente que rescata el textil que está a punto de ir a la basura y lo transforma en otra prenda de vestir.

Ella está presente en todas las etapas del proceso, aunque su familia también la ayuda con las etiquetas de la ropa y otros gajes del oficio. "La idea es que todo sea circular y no quede nada en la basura", insistió.

Tal vez por eso, cuando tuvo la posibilidad de arma su propio espacio, hizo los percheros con los caños de gas que otras personas habían desechado, recuperó bolsas de tela y recicló maderas que fue encontrando. Ahí podés encontrar camisas, sacos, pantalones, calzado, accesorios, de todo un poco. Por regla general es ropa para la mujer, pero no necesariamente. Y en ese lugar ella reedita lo que siempre le dio placer: buscar y revolver en el canasto de la ropa usada.

SFP moda circular sustentable venta de ropa feria americana Agustina (8).JPG

"Eso es lo que tienen de lindo las ferias, buscar cosas que son tesoros, como la chaqueta de cuero que encontré en una feria de Cinco Saltos. Fui corriendo a mi casa gritando 'la quiero, la quiero'. No sé de dónde venía, pero todavía está impecable. La uso y la llevo siempre que doy charlas sobre moda circular y participo en eventos. La tengo conmigo, en mi placard, hace 19 años. Ya tiene como vida propia", confesó Agustina.

Emprender, cosa de laburantes

Sin sonar naif, Agustina sostuvo que el negocio de emprender tiene que ver con mucho trabajo, donde toda su familia está de alguna manera involucrada.

Antes de eso, ella era una más en relación de dependencia, que soñaba por supuesto con tener su propio espacio, pero no lo hacía muy en serio. Recién cuando lo pensó a conciencia y dijo 'quiero vivir de esto', inició un proceso de coaching con una amiga, que duró dos años, la puso en crisis y finalmente la orientó hacia el objetivo. "Primero lo trabajé internamente, con la familia y mi marido. Mi viejo también fue una pata muy importante en todo esto; así hasta que le pude dar forma. Me puse en algo que tenía que ver mucho conmigo", reflexionó.

SFP moda circular sustentable venta de ropa feria americana Agustina (5).JPG

Ahora, y al cabo de siete años, dijo que trabaja para ella y para lo que ama. "Se puede, es un contexto complicado pero también es encontrar a las personas justas, a emprendedoras que te motiven y amigas", remarcó.

Qué es Te Invoco Estilo

Hace un año y medio que tiene su propio espacio de venta, al que define como "una fiesta". Te Invoco Estilo, agregó, es "alegría y risa. Muchas personas vienen a charlar, se prueban ropa para jugar. Capaz que entre sí no se conoce y terminan como carne y uña. El local queda dado vuelta, pero amo que sea un espacio de distención donde podés pasarla bien.

En todo este proceso, confesó que lo que más disfruta es hacer curadería. Es decir, revolver y buscar prendas que son un tesoro. "No traigo al montón, pienso en mis clientas, en lo que les puede gustar y en lo que se viene. Pienso en cómo yo compro y busco cosas lindas, que estén como nuevas. Me gusta mucho esa parte. Puedo estar toda una tarde mirando ropa, o viajar y parar para ver qué tesoro puedo encontrar", comentó.

Agustina Nicola 02.jpeg

pero la forma que sustenta la mayor parte de su negocio es la consignación de la ropa que a otras personas ya no le queda o no le gusta. "Lo principal es que esté en buen estado", enfatizó Agustina.

Los percheros son muy eclécticos. "Podés encontrar desde sastrería hasta ropa urbana moderna o vintage", observó.

Se hizo y se hace conocer, principalmente, a través de las redes. Aunque también participa de desfiles de moda circular y diseño sustentable, como el que se hizo este año en el Anfiteatro Gato Negro, en el marco del Festival Gaia.

Agustina Nicola 01.jpeg

Incluso transitó la experiencia innovadora de tener una escuela de modelos sin estereotipos, donde podía ir cualquiera y sacarse las ganas de modelar un poco, con clases de imagen corporal, expresión corporal, maquillaje, fotografía y un taller de inglés. Todo terminó con un desfile en el Pasero de la Costa, con luz de moda sustentable.

"Hace bastante que se viene hablando de moda sustentable y está muy en boga en todos los ámbitos. No es nada nuevo, esto se viene haciendo hace muchos años en Europa, principalmente, pero también Estados Unidos. Todo tiene que ver con un concepto, una filosofía, para que la ropa siga circulando. Podés regalarla, donarla, repararla, intercambiarla, intervenirla, desarmar los textiles y armarlos de nuevo. Recuperar las prendas que nadie quiere usar y transformarlas, antes de que terminen en la basura. La idea es comprar algo que dure, que vayas a usar mucho tiempo. A mi me sale natural. pero hay mucho prejuicio todavía. Veo un local y me tiro al canasto de saludos, no por el saldo si no por encontrar la prenda que nadie quiso, eso que quedó perdido", concluyó.

La pueden encontrar en @teinvocoestilo por redes.

SFP moda circular sustentable venta de ropa feria americana Agustina (7).JPG

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario