Lejos de las largas colas que solían verse en otras oportunidades cuando el camión llegaba a los barrios, en Unión de Mayo sólo había siete personas en la fila. Los precios llamaron la atención de los vecinos porque eran similares o más caros que en el resto de las carnicerías.

"No hay mucha diferencia. La carne picada es carísima y en otros lugares se consigue más barata", expresó Norma, una vecina del barrio San Lorenzo. "En una carnicería uno puede ir eligiendo, acá viene al vacío", se lamentó.

El que más sorprendió fue el de la carne picada que se vendía a 70 pesos el kilo, el mismo valor que el corte de nalga. El vacío y el peceto se venden a 80 pesos el kilo, las milanesas de carne a 62 pesos el kilo y las de pollo a 55.

"El peceto y las milanesas tenían un buen precio, pero no eran mucho menores a los que consigo en mi carnicería", se quejó Rubén, otro de los vecinos que se acercó al camión, miró y sólo compró algunos cortes.

El camión de Carne Para Todos estuvo ayer hasta las 19 en el barrio Unión de Mayo en la plaza de Boca. Desde el sábado, el de Pescado Popular recorrerá distintos barrios, ofreciendo todo tipo de productos de mar que, habitualmente, venden a precios mucho más económicos que los que se consiguen en las pescaderías de Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído