Chile: murió uno de los chacales más temibles de Pinochet

Santiago.- El general retirado del Ejército chileno Sergio Arellano Stark, jefe de una patrulla de soldados que ordenó ejecutar, sin juicio, a decenas de militantes de izquierda tras el golpe militar del general Augusto Pinochet en 1973, murió ayer a los 94 años, informó el Ministerio de Defensa local.

Arellano Stark falleció en una casa de reposo después de que en diciembre la Justicia le declarara demencia senil, certificada por el Instituto Médico Legal, por lo que no cumplió en la cárcel los seis años de condena dictada por los tribunales en 2008.

El ex general dirigió la llamada Caravana de la Muerte, un escuadrón militar que sembró el terror en el país al asesinar sin juicio a 75 opositores tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973.
"Ha muerto en la impunidad un represor que encabezó una de las misiones de exterminio más atroces de la época de la dictadura", dijo la abogada Carmen Hertz, viuda del periodista Carlos Berger, una de las víctimas de la Caravana de la Muerte.

Las víctimas de estos asesinatos fueron acribilladas y sus cuerpos mutilados, como establecieron diversas investigaciones judiciales.

"Fue uno de los episodios fundacionales de la dictadura cívico-militar" encabezada por Pinochet, que se prolongó por casi 17 años, subrayó Hertz.

Durante el régimen militar (1973-1990), unas 3500 personas fueron desaparecidas o ejecutadas por agentes del Estado y otras 35.000 fueron sometidas a diversos tipos de tortura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído