Más E barriles

China se abastece de Arabia

Las cifras indican que, desde junio, el gigante asiático tiene como principal proveedor de petróleo al reino clave de la OPEP.

Las importaciones de petróleo de China desde Arabia Saudita aumentaron un 15% interanual en junio, ya que las refinerías ordenaron volúmenes récord de combustible en marzo y abril cuando los precios cayeron, consolidando la posición del reino como el principal proveedor de petróleo para Pekín.

Las importaciones desde Arabia Saudita aumentaron a 8,88 millones de toneladas en junio, o 2,16 millones de barriles por día, según datos de la Administración General de Aduanas del domingo. Eso estuvo en línea con los volúmenes de mayo, pero muy por encima de los 1,89 millones de barriles de petróleo por día (bdp/d) durante el mismo período de 2019.

Estas compras récord se dan tras una guerra de precios que viene desde hace un buen tiempo entre Arabia Saudita y Rusia, los principales exportadores de petróleo del mundo, durante marzo y abril; en ese momento, cuando la pandemia de coronavirus redujo la demanda causó un exceso de combustible a nivel global.

Los precios del petróleo se registraron a la baja debido al rebrote de coronavirus SARS-CoV-2s, que causa la enfermedad COVID-19, así como por las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, que han empujado a los inversionistas a mirar hacia activos seguros.

Los envíos de crudo desde Rusia fueron de 7,98 millones de toneladas el mes pasado, o 1,95 millones de bpd, un aumento de alrededor del 7% desde mayo y frente al mismo mes de 2019.

Arabia Saudita realizó mayores recortes de petróleo a partir de junio y aumentó los precios del crudo, ya que una caída en los valores pesó sobre el presupuesto del reino. China, el mayor importador mundial de petróleo del mundo, compró un récord de 53,18 millones de toneladas el mes pasado, según datos que se informan desde las aduanas.

En tanto que el gigante asiático también aumentó las compras de petróleo durante estos meses a Brasil, Noruega y Angola, dijo Emma Li, analista de Refinitiv.

En Estados Unidos

Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron con fuerza la semana pasada, mientras que los de gasolina y destilados aumentaron modestamente, informó la agencia Reuters con los datos que mostró el grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API).

Las existencias de crudo descendieron en 6,8 millones de barriles en la semana al 24 de julio, a 531 millones de barriles, en contra de las expectativas de analistas de una aumento de 357.000 barriles.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, punto de entrega del contrato en Estados Unidos, crecieron en 1,1 millones de barriles, es la información que se desprende en esos días desde API.

La refinación subió en 88.000 barriles por día, mostraron los datos de API. Las existencias de gasolina se incrementaron en 1,1 millones de barriles, frente a las expectativas de analistas en un sondeo de Reuters de una baja de 733.000 barriles.

Los inventarios de destilados, que incluyen diésel y combustible para calefacción, ascendieron en 187.000 barriles, en contra de las previsiones de una caída de 267.000 barriles.

Mientras, las importaciones de crudo de Estados Unidos cayeron en 1,3 millones de bpd, según API.

Los precios del crudo recortaron sus pérdidas tras conocerse los datos de API.

Lo más leído