El clima en Neuquén

icon
Temp
80% Hum
La Mañana Satélite

Cinco estudiantes neuquinos con una "misión espacial": lanzar su propio mini satélite

Son estudiantes del ITC que trabajan en un proyecto para lanzar su propio mini satélite, con un tamaño que no supera una lata de gaseosa.

"Es una competencia agotadora y estresante, pero nos inunda la emoción”. Los cinco estudiantes neuquinos seleccionados para crear con sus propias manos un ‘minisatélite’, todavía no logran salir del asombro y celebrar.

Sí festejar porque, tras dos años de pandemia ‘fuerte’, de traspiés para estudiar, para pensar, para verse las caras en las aulas y convivir de un día para el otro en un mundo que se puso patas para arriba, ser elegidos para desarrollar un proyecto de ciencia espacial es para celebrar. Y estar orgullosos, como le pasa a Mariano Aráoz, el docente que los acompaña junto a toda la comunidad del Instituto Tecnológico del Comahue (ITC) donde estudian.

Te puede interesar...

Un premio al esfuerzo y un empuje necesario para crear, para imaginar, para proyectar. Mariano, Martín, Sebastián, Ezequiel y Santiago, son los jóvenes que concurren a quinto año y formaron un grupo para armar su propia “misión espacial”. ¿El objetivo? Diseñar un satélite, pequeño y rebosante de ciencia, para que –eventualmente- salga al espacio.

Para eso trabajan -vienen trabajando desde hace meses-, superaron varias instancias y hoy se esfuerzan para quedar entre los mejores cinco del país. No es solo un proyecto escolar, para los chicos es una responsabilidad que cumplen con ganas: fuera del horario escolar, se reúnen, adelantan en su satélite, del tamaño de una lata de gaseosa, y aprenden. Nada más y nada menos que con apoyo de referentes y técnicos de la NASA, de ESA de Europa, de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) argentina.

El proyecto, en línea con el Plan Espacial Nacional, que tiene como una de sus prioridades realizar actividades de educación y formación, CANSAT Argentina propuso a miles de estudiantes de todo el país, reproducir a escala todo el proceso por el cual se diseña, construye, prueba, lanza y opera un satélite. Es una propuesta internacional, impulsada por varias agencias espaciales del mundo que incentiva a jóvenes a construir una carga útil, cuyo tamaño no supere al de una lata de gaseosa, y lanzarla en un cohete hasta una altitud aproximada de un kilómetro, explicó el docente de Técnicas Digitales.

itc satelite.jpg

“Los chicos están muy entusiasmados y todos, en el colegio, estamos pendientes y apoyando. Hubo una primera instancia de introducción, acompañados de agentes aeroespaciales, una segunda instancia de armado de un proyecto para quedar seleccionados, luego recibieron elementos y en un plazo debían presentar los avances, mostrar informes”, comentó el profesor.

El proyecto –detalló Aráoz- apunta a que los alumnos puedan recrear todo el proceso que implica la fabricación y seguimiento de un satélite. “La idea principal es que los alumnos tengan que fabricar carga útil que es la representación de un satélite en un tamaño no mayor a una lata”.

"Es una competencia agotadora y estresante. Tenemos poco tiempo para realizar las entregas que nos piden y es tiempo que debemos invertir, el cual debido a la carga horaria del colegio, es poco. Sin embargo, al ver que las pruebas van saliendo adecuadamente, nos inunda la emoción porque nos hace pensar que podemos llegar a ser uno de los 5 equipos que pueda lanzar su carga útil y eso es lo que nos motiva a seguir esforzándonos”, sostuvieron los estudiantes Mariano Gonzalo Ríos Basso, Martín Gabriel Hugo Iril, Sebastián Spanjersberg, Ezequiel Luge y Santiago Briones.

El entusiasmo es grande, se indicó, ya que los 5 proyectos que mejor califiquen podrán ser parte del despegue del satélite, durante los últimos meses del año, en Córdoba. “Hasta ahora acaban de avanzar a la etapa 4, en la cual recibieron de parte de la CONAE un kit que incluye placas programables, algunos sensores y materiales de conexión, ellos tienen que conseguir otras. Tienen que preparar dos informes audiovisuales, hacer pruebas y enviar todo, y van a seleccionar, de los 40 que quedaron, a 5 para ir a Córdoba para hacer el despegue del satélite a través de cohetes que alcanzan una altitud de un kilómetro provistos por CONAE”, precisó el docente del ITC.

Desafío

La convocatoria para participar en esta primera edición en Argentina se realizó durante el mes de mayo. Desde el colegio se inscribieron en la competencia cinco grupos de estudiantes de 2°, 5° y 6° año. Un grupo recibió Mención de Honor y el equipo TiDo, conformado por alumnos y un docente de 5º año, fue seleccionado para avanzar a la siguiente etapa. Es importante destacar que estos trabajos fueron seleccionados entre 500 propuestas presentadas desde diferentes escuelas de todo el país.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario