Colón se sumó a las protestas

En medio de un fuerte operativo de Gendarmería y con cortes intermitentes, la asamblea de esa localidad marchó en la Ruta 135. Hubo tensión, pero sin incidentes.

A última hora de ayer decidieron que permanecerán en las rutas, pero sin cortes. Hoy definirán nuevos mecanismos.

Buenos Aires > En una jornada donde la tensión latente tomó cuerpo, ambientalistas de Colón realizaron cortes intermitentes en la Ruta 135, en medio de una fuerte custodia de Gendarmería nacional. Pese a que durante todo el día se agitó el fantasma de posibles incidentes, la protesta transcurrió con calma, aún cuando un grupo de comerciantes en contra de los bloqueos se acercó a la zona para repudiar la medida.
Anoche, los asambleístas de Colón decidieron que no cortarán el puente que une esa ciudad con la localidad uruguaya de Paysandú, aunque permacerán en la vera de la ruta. En tanto, hoy decidirán cómo continuarán con el reclamo en contra de la pastera Botnia, ubicada al margen del río Uruguay.
Al poner en marcha las medidas de fuerza decididas junto a  las asambleas de Gualeguaychú y Concordia, los ambientalistas se apostaron a la vera del cruce fronterizo cerca de las 19.
Pero una hora más tarde realizaron el primer corte de tránsito, luego de que se registraran momentos de tensión con los gendarmes, que intentaban impedir que se cortara el paso que comunica con Uruguay.
Los manifestantes liberaron el camino tras caminar sobre el asfalto en ambos sentidos durante unos diez minutos; pero media hora más tarde decidieron reanudar el corte.
Con cánticos y pancartas en rechazo a la papelera finlandesa Botnia, los entrerrianos se introdujeron en la ruta binacional y consiguieron bloquear el cruce fronterizo por algunos minutos.
Los gendarmes, superiores en número, custodiaron de cerca los movimientos de los manifestantes, tras recibir la orden de no permitir que se corte el Puente General Artigas.

Advertencias
Los asambleístas protestaron de esta forma pese a que el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, y distintos referentes de la Casa Rosada reclamaran el fin de los bloqueos en la provincia, y respaldaran los estudios que aseguran que Botnia no es contaminante.
"El corte es una consecuencia de una política de Estado uruguaya", consideró Roberto Marchesini, integrante de la Asamblea de Gualeguaychú, en declaraciones radiales.
Con esta actividad, los ambientalistas profundizaron las medidas de fuerza contra la pastera Botnia, a fin de respaldar el bloqueo que se mantiene en Arroyo Verde, sobre la Ruta 136 de Gualeguaychú, desde noviembre de 2006.

Informe niega contaminación

Un estudio oficial rechaza la posibilidad de que la pastera Botnia haya producido daño ambiental.

Buenos Aires > El titular del INTI, Enrique Martínez, defendió ayer un informe del organismo que descarta que la pastera Botnia sea contaminante, en medio de nuevos pedidos del Gobierno nacional a la Asamblea de Gualeguaychú para que deje de lado a los cortes de ruta.
"No hay evidencia de que Botnia esté contaminando", subrayó Martínez, y aseguró que esa información puede contribuir a "desactivar un flanco del conflicto".
En declaraciones radiales, el responsable del Instituto Nacional de Tecnología Industrial precisó que desde agosto "se fueron tomando muestras de agua, cada dos meses, para realizar estudios".
Luego, el agua se sometió a distintos análisis, en los cuales "no se registraron variaciones".
Según Martínez, estos resultados pueden ayudar a "desactivar un flanco del conflicto, porque sirve para entender exactamente qué es lo que pasa".

Deja tu comentario


Lo Más Leído