El clima en Neuquén

icon
26° Temp
21% Hum
La Mañana inflación

Cómo comprar frutas y verduras a mejor precio

Mantener una alimentación saludable sin incurrir en grandes gastos es posible, solo requiere conocer qué consumir.

Incluir en tu alimentación más frutas y verduras es importante para la salud, ya que el consumo de alimentos frescos, te proporciona los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita y reduce la ingesta de productos ultraprocesados, lo que da por consecuencia una alimentación de mayor calidad.

Comer de manera sana se asocia con mayores costos, pero hay opciones para lograrlo sin que el bolsillo sufra demasiado. Solo hay que tener en cuenta una serie de consejos a la hora de hacer la compra, para saber dar con el mejor precio.

Te puede interesar...

  • Comprá productos de temporada

Es obvio, pero a veces no está de más recordarlo, cuando un producto está de temporada es más abundante, lo que hace que sea más barato. Además, al ser su momento óptimo también tendrá un mejor sabor y será de mayor calidad nutricional.

Antes de ir a comprar infórmate sobre qué alimentos están de temporada, lo que además hace que apuestes por una compra más sostenible.

  • Comprá solo lo que necesitás

La mejor forma de ahorrar, no importa que vayas a comprar, es comprar lo necesario. ¿Para qué vas a invertir en un kilo de tomates si después la mitad terminan podridos?

Para ello, lo mejor es hacerte una idea de lo que necesitás en base a un plan de comidas semanal, lo importante es la planificación.

De igual manera no te dejes seducir por las ofertas de más kilos. Aunque pueda parecer que en relación sale más barato, no es negocio invertir en grandes cantidades si no estás seguro de gastar esa cantidad antes de que empiecen a perder calidad.

  • Dejá de comprar fruta y verdura por su apariencia

Todo el mundo lo sabe, pero pocos lo tienen en cuenta a la hora de hacer sus compras. En general, los productos frescos en grandes superficies y supermercados tienden a ser seleccionados por su apariencia. Favorecen que las frutas y verduras tengan un aspecto uniforme, un color determinado y sin imperfecciones.

Pero que sean así no significa siempre que vayan a tener mejor sabor o más calidad, se trata de una estrategia de venta, que suele llevar a precios más elevados. Por lo que, si no te importa demasiado, opta por las "más feas" seguro que esto te permite ahorrar dinero, no te van a cobrar la vidriera.

  • Evitá intermediarios

Una forma de ahorrar dinero en frescos es hacer compras de proximidad, directamente a productores locales, en ferias o mayoristas. Otra opción son las cooperativas de compra, cada vez son más frecuentes en las grandes urbes.

  • Cultivá tus propios alimentos

No se trata de tener un gran jardín o vivir en el campo. Cultivar tus propios alimentos puede ser posible en la ciudad, también podés ser parte de una huerta comunitaria.

No necesitás demasiado espacio, usa parte de una terraza, un balcón o incluso la ventana de la cocina para plantar algunas semillas de hierbas aromáticas, lechugas o tomates, alimentos que se consumen de manera habitual y en los que podes ahorrarte una parte de tu presupuesto familiar.

  • No siempre la marca es sinónimo de calidad

Como en casi todo, la marca suele conllevar un precio más alto, ¿realmente lo merece en productos frescos? Lo más probable es que no.

Lo que sí es importante son los sellos de Denominación de Origen o las Indicaciones Geográficas Protegidas, que pueden servirte como guía de que cierto producto posee cualidades o características determinadas.

  • Comprá alimentos sin manipular

Seguramente a casi todo el mundo lo de comprar las frutas y verduras en bandejas ya preparada para consumir es una buena opción. Pero cuando se trata de ahorrar dinero, nada más alejado de ese propósito. Toda esta manipulación te hará más cómoda la vida, a cambio de un mayor costo, estarás invirtiendo en una mayor cantidad de plásticos, por los envoltorios que suelen conllevar este tipo de productos, te sale mas caro y enferma al planeta.

  • Comprá productos en oferta

Para ahorrar dinero lo más eficaz es comprar los alimentos más baratos, para ello, tan simple como comprar aquellos que estén en oferta. Si querés comer berenjenas, pero la calabaza está a mejor precio, ¿por qué no cambiar el menú de ese día y pagar menos? Ahorrar puede ser así de sencillo.

*El autor es nutricionista y referente de Puntos Saludables de la provincia.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario