¿Compramos hecho o les cocinamos?

Las etiquetas pueden ser engañosas, pero ojo con prepararles la comida en casa sin información.

Los alimentos balanceados son cuestionados por muchos que señalan que se trata de desperdicios y productos químicos, siendo un alimento de mala calidad en comparación con una alimentación orgánica y en base a alimentos naturales. Pero puede no ser tan así. Si es de buena calidad, estará elaborado a partir de nutrientes que aportan los requerimientos de proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas indicados para cada especie y cada momento de su vida, y nuestro amigo va a estar perfectamente bien alimentado.

Uno de los problemas que se da con la comida para perros es que muchas veces, dentro del paquete, no encontramos los “perfectos” trozos de carne, pollo o pescado que se ven en la publicidad. Vale aclarar, entonces, que no siempre las ilustraciones reflejan el 100% del producto a consumir. De todos modos, leer las etiquetas ayuda, porque están decoradas con variaciones que aluden a una nutrición óptima y balanceada, aunque esto igual puede ser una verdad a medias. En EE.UU. el Cornucopia Institute -ONG que nuclea a granjas y productores de alimentos orgánicos- se puso al hombro la contraofensiva frente a la abrumadora presencia de la comida empaquetada y batalla judicialmente contra los grandes fabricantes denunciando la publicidad engañosa o la baja calidad de sus ingredientes.

No se generaliza: La edad y la salud de la mascota definen su nutrición: hay que ser muy cuidadosos.

A pesar de ello, opiniones expertas avalan como válida la elección de balanceados. “Esta comida ha aumentado marcadamente la sobrevida y la calidad de vida de los perros y gatos entre tres y cinco años”, sostiene Nélida Gómez, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA. “Muchos prefieren darle a su perro su propia dieta casera -agrega-, generalmente carne o menudos con arroz o polenta. Pero el hecho de que sea cocinada en casa no quiere decir que sea balanceada ni la que el animal necesita. Una dieta casera requiere el asesoramiento de un veterinario y se deben usar múltiples alimentos que, además, deben ser pesados para que estén las proporciones necesarias”.

¿Comprar alimento balanceado o balancear los alimentos y cocinarlos? Información y responsabilidad, las dos palabras clave para ayudar a nuestra mascota.

Práctico y balanceado

Por Sergio Gómez (veterinario)

Cuando hablamos de alimentos balanceados, uno siempre piensa que al perro le hace mal. Los veterinarios decimos que un alimento premium está balanceado para cada categoría (adultos y cachorros), porque las necesidades de energía y proteína son diferentes. Esto sirve para tener mejor el pelaje (con brillo y no opaco) y una buena digestión, para una buena dentadura -aporta minerales, vitaminas y proteínas-. En cambio, los alimentos que venden sueltos están “prohibidos”. Lo barato sale caro ya que los de mala calidad producen problemas intestinales y el mal desarrollo del animal. Siempre recomendamos que el cachorro hasta los seis meses tiene que tener una muy buena alimentación, ya que ahí desarrolla el 70% de su peso adulto. Cuando cambies de marca de alimento te llevará 10 días para que sus intestinos se acostumbren, de esta forma evitás las diarreas por cambios bruscos de alimentación. Si te gusta cocinarle, hablá con tu vete, que te va a enseñar a equilibrar la dieta con hidratos de carbono y proteínas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído