El clima en Neuquén

icon
21° Temp
24% Hum
La Mañana Cárceles

Con las cárceles saturadas, impedirían el ingreso de presos

La fuga dejó en evidencia un sistema penal colapsado. Justicia y Policía demandan inversiones. Las juezas de ejecución están a punto de cerrar las unidades de detención.

Mientras continúa la búsqueda de los dos asesinos que se fugaron el jueves al mediodía de la alcaidía de la Comisaría 12, para muchos esto es un botón de muestra del colapso de las cárceles neuquinas que se quedaron sin plazas tras la entrega de Senillosa al sistema penitenciario federal.

La tensión tras las rejas crece en toda la provincia y las alcaidías están abarrotadas. Sin un plan con un shock de inversión para solucionar la emergencia y un proyecto a mediano plazo para desarrollar infraestructura en todo el territorio provincial, es cuestión de tiempo, corto tiempo, que las juezas de ejecución se vean obligadas a frenar el ingreso de nuevos detenidos lo que provocaría una crisis en todo el sistema.

Te puede interesar...

Cerca de la revolución

Desde LMNeuquén venimos publicando distintas situaciones críticas que viven las unidades de detención en toda la provincia. La saturación de los penales es prepandemia, de hecho, el Covid permitió poner un freno al ingreso de nuevos internos lo que significó un alivio, pero en paralelo las cárceles se deterioraron muchísimo.

Los docentes que educan a las personas que están en situación de encierro comenzaron desde Zapala a advertir estas situaciones: carencia de espacio físico para dictar clases y las pésimas condiciones edilicias, algo que se repite en todas las unidades de detención.

ON - Incendio U11 (9).jpg

La secretaria de Seguridad, Marianina Domínguez, tuvo que ir a rendir cuentas a la justicia en Zapala bajo apercibimiento de ser llevada por la fuerza pública.

Lo que ocurrió fue que en mayo pasado, el director de Política Penitenciaria Miguel Garretón admitió a la jueza de ejecución Alicia Rodríguez que no cuenta con recursos su Dirección y que tenía casi agotado el presupuesto 2022. Esto en mayo.

¿Qué se hizo? Un montón de promesas. Hace poco hubo una reunión a puertas cerradas, de esas que no se le avisan a los medios para no pasar vergüenza y porque todo se tiende a resolver en la intimidad del poder, donde se planteó la situación carcelaria.

“Un integrante de la cúpula de la Policía pidió en la reunión que la Justicia hiciera algo porque estaban cansados de pedirle al ejecutivo y no les daban bola”, confió una alta fuente judicial a LMN.

“La secretaria Domínguez se atragantó y comenzó con su discurso de que está pensando en un plan estratégico… zaraza. Acá lo cierto es que las juezas de ejecución en cualquier momento cierran los penales porque están superpoblados”, sinceró la fuente con mucha preocupación.

marianina dominguez seguridad neuquen

En paralelo, un informante de jefatura confío: “lo peor que se hizo en esta provincia fue entregar la cárcel de Senillosa al Servicio Penitenciario Federal. A partir de ahí comenzó a colapsar todo”.

Además, este alto mando explicó: “a todas las detenciones que se comenzaron a materializar con el nuevo código, se le sumaron los contraventores y los detenidos por violencia de género que violan las restricciones de acercamientos. La estructura actual no soporta más por mas buena voluntad que le pongamos nosotros. Sin recursos no podemos hacer nada”.

La audiencia se realizó en la Ciudad Judicial de Neuquén.

Cierren todo

Con todos estos elementos sobre la mesa, no hay dudas, que el gobierno tiene que salir de su discurso y realizar una fuerte inversión para el desarrollo edilicio de las unidades de detención.

Hoy, la Justicia y la Policía cortan clavos para que los incidentes que se vienen dando en las distintas unidades no escalen.

Cierto es, y lo saben los especialistas en población privada de la libertad, que mientras más al límite están las cárceles, los incidentes se vuelven más frecuentes hasta que estallan los motines.

Este “ABC” de la saturaciones penitenciaria todavía están a tiempo de evitarlo, pero hay que tener cintura y la decisión política de invertir para que se cumpla con la ley 24.660 que rige la condiciones que se le deben brindar a las personas detenidas.

No obstante, la Justicia tiene un As en la manga, cerrar las cárceles y no permitir que se lleve a los presos a vivir en condiciones infrahumanas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario