El clima en Neuquén

icon
18° Temp
21% Hum
La Mañana abogado

Condenaron a un abogado por quedarse con los honorarios de sus colegas

El hombre de Villa La Angostura fue condenado a una pena de cumplimiento condicional y se le inhabilitará su matrícula hasta que termine de cumplirla.

Alejo Fabián Sosa, un abogado angosturense, fue sentenciado a un año de prisión condicional y sin poder ejercer su profesión, tras demostrarse que se quedó con 80 mil dólares que conformaban los honorarios de dos colegas con quienes trabajó en un caso.

Según consignó el Ministerio Público Fiscal, todo inició cuando el abogado hoy condenado junto a otros dos colegas -un hombre y una mujer- fueron contratados para trabajar en conjunto en un caso de homicidio de Villa La Angostura. La esposa de la víctima fue quien se constituyó como querellante y los contrató para ser asesorada en 2006, contexto en el que los tres letrados "suscribieron un acuerdo de honorarios para trabajar en conjunto el caso".

Te puede interesar...

"Los dos abogados y la abogada acordaron que, si bien los honorarios serían regulados a favor del profesional que resultó imputado por ser de la ciudad, la totalidad de los mismos serían distribuidos en partes iguales entre ellos", detallaron.

Es así que, entre el 10 y el 15 de diciembre de 2018, el abogado estafador se reunió con su clienta en San Martín de los Andes, donde la mujer le hizo una entrega de 120 mil dólares por el trabajo y el letrado "retuvo indebidamente la parte correspondiente a sus colegas", puntualmente 79.992 dólares que constituían los dos tercios de los honorarios que les correspondían a sus colegas.

A pesar de no haber recibido nada, los otros dos abogados se enteraron de la entrega de dinero que nunca llegaron a ver y enfrentaron a Sosa, quien se negó a entregar el dinero que no era suyo. Posteriormente, fue intimado también a entregar el dinero mediante una carta documento que se le envió en octubre de 2019, pero ante su reiterada negativa, finalmente las víctimas lo denunciaron penalmente y lograron llevarlo a juicio por defraudación.

Fiscal-Adrian-De-Lillo_06.jpg

En junio de este año, tras dos días de juicio en los que el fiscal del caso Adrián De Lillo presentó la prueba en su contra, el juez Nazareno Eulogio declaró a Alejo Fabián Sosa penalmente responsable como autor del delito de defraudación por retención indebida.

Finalmente, este martes se llegó a la audiencia de juicio de cesura, en la que De Lillo solicitó la imposición de una pena de dos años de cumplimiento en suspenso e inhabilitación de la matricula por el plazo de un año. La defensa pidió un plazo menor.

Eulogio, quien una vez más intervino en el debate, analizó los pedidos de las partes y resolvió condenar al abogado a 1 año de prisión de cumplimiento condicional y la inhabilitación de su profesión por el mismo plazo. “Son penas justas y proporcionales al hecho cometido”, consideró.

También se le fijaron una serie de reglas de conducta a Sosa, que incluyen no cometer nuevos delitos y comparecer ante la Dirección de Población Judicializada, como requisitos para purgar su condena en libertad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario