Cuidarlos es nuestra obligación moral

Los perros precisan del cariño y la atención de su amo, aunque sean de una raza autosuficiente.

Desde hace unos días, circula en internet un video en el que se puede ver cómo un hombre cruza la camionera delante de otro auto en el que se trasladan dos mujeres y las increpa, porque observó que ellas habían abandonado a su perro en la calle, mientras el animal las seguía, con el riesgo de ser atropellado, en busca de contención.

Si bien no suelen ser los casos más habituales de personas que tienen a un perro como mascota, siempre existe el maltrato a los animales, más no sea por abandono. No casualmente surgieron a través de los años las frases como “llevar una vida de perros” o “tiene más hambre que perro callejero”.

La tradicional mansedumbre y bondad de estos seres casi autosuficientes desde tiempos primitivos muchas veces llevó a subvalorarlos y no atender a su cooperación al desarrollo y acceso a la cultura de mayores poblaciones humanas. En cierto modo, es como si le debiéramos algo a esta raza tan amiga del ser humano. Tener un perro incluye una serie de obligaciones morales para el propio animalito, pero también de cara a la sociedad en la que vivimos.

Ante todo, no hay que maltratarlos: los golpes, castigos corporales o hacerles pasar hambre y sed (ni hablar de abandonarlos) no modificarán una mala conducta, sino que, al contrario, modificarán negativamente su carácter, que puede volverse desequilibrado, receloso, agresivo o desobediente.

De igual modo, somos guardianes de su salud mediante las vacunas y visitas veterinarias, de los riesgos de enfermedades epidémicas y las posibles parasitosis externas e internas. También de su higiene y limpieza, la del propio animal y también de los lugares en los que come o descansa, algo tan importante como su alimentación, paseos en espacios públicos y las obligaciones que tenemos sobre ellos en esos momentos.

Un perro es uno más de tu familia y, como tal, merece respeto, cariño, cuidados y atención. Maltratarlo es una bajeza y una inmoralidad.

No al maltrato: Ojo: si tiene una conducta que no nos gusta, los castigos corporales la potencian.

Hay que Hacerse cargo de ellos

Por Sergio Gómez (veterinario)

Hablar de tenencia responsable de mascotas es hablar de los derechos que tienen los animales y obligaciones tuyas hacia ellos. Los veterinarios empezamos a hacer docencia con los más pequeños de la familia en el consultorio para que tomen conciencia de los cuidados que necesitará el animalito de la familia. El problema radica en la elección del animal: lo adquieren sin evaluar las características de la raza. Cuando son cachorros, todos colaboran y disfrutan, pero después crecen y ya no es lo mismo. Se cansan y se dan cuenta de que los animales requieren mucha atención (paseos, vacunas, alimentarlo todo los días, hacen líos, rompen cosas, etc.). También, desde mi lugar, me ha tocado ver todo tipo de atrocidades, desde un gato al que prendieron fuego hasta colocar alambres como collares. Los animales merecen nuestro respeto, y cuando se toma la decisión de vivir y compartir con ellos, hay que hacerse cargo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído