El clima en Neuquén

icon
29° Temp
45% Hum
La Mañana Juan Guarino

Declaró Juan Guarino y pidió "que los rugbiers se hagan cargo de lo que hicieron"

Continúan las declaraciones de los rugbiers sobreseídos por el crimen de Fernando Báez Sosa. Las frases más conmovedoras.

Este lunes, en los Tribunales de Dolores, se está llevando a cabo la decimoprimera audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell. Durante esta jornada declaran Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, los rugbiers que fueron sobreseídos. Además de ellos, brindarán sus testimonios Tomás Colazo (el famoso rugbier “número 11″) y las madres de Máximo Thomsen y Blas Cinalli.

Las declaraciones de Guarino y Milanesi son cruciales, ya que estuvieron presentes en Le Brique. Ambos presenciaron todo lo ocurrido aquella madrugada: cuando sacaron al grupo del boliche, cuando los imputados se fueron a la quinta y cuando fueron arrestados.

Te puede interesar...

Tras prestar declaración, Juan Pedro Guarino se quebró y habló con la prensa: "Esto es muy doloroso, quiero que se hagan cargo de lo que hicieron. Traté de ser sincero, vine por respeto y para que vean que lo hacía de manera sincera”.

"La verdadera justicia sería que Fernando vuelva y eso no va a pasar", sostuvo. "Me hace mal ver los videos, todavía no puedo creerlo, esto que pasó es una mierda", agregó.

Caso Fernando Báez Sosa declaración Milanesi y Guarino

Durante su declaración ante el Tribunal, Guarino dijo: "Me hace mal ver los videos, todavía no puedo creerlo, esto que pasó es una mierda" y sumó: "Fui a la psicóloga, me cambié de carrera".

En otro momento de la declaración, el joven reconoció a Lucas Pertossi como el autor del audio donde confirman que Fernando "caducó", pero no recuerda haber recibido ese mensaje de voz.

Más adelante, el rugbier sobreseído le pidió al fiscal no ver más las imágenes del ataque a Fernando, pero el funcionario le respondió que "es necesario" que continúe con su relato. La jueza le dijo que "intente" mirar.

Guarino confirmó haber ido al local de comida rápida, pero negó haberse sacado fotos con los acusados. "Sigo enojado desde ese día hasta hoy", aseguró, para luego agregar: "Sentía vergüenza, mucho dolor por lo que estaban haciendo".

Al terminar su declaración ante el Tribunal, el joven pidió darles las condolencias a los padres de Fernando Báez Sosa. "Quería que vean que ya no estaba en la causa y que lo mío es sincero", dijo y añadió: "Todos los días, desde que pasó, me pregunto si podría haber hecho algo para que no pasara".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario