El clima en Neuquén

icon
Temp
80% Hum
La Mañana lavadero

Dejó su auto en el lavadero, se confundieron de llave y le rompieron la cerradura

La víctima presentó una demanda y ganó el conflicto judicial. Ahora, el lavadero deberá indemnizarla por el gasto del arreglo.

Una mujer de Cipolletti promovió una demanda contra un lavadero por los problemas que tuvo con el sistema de arranque de su vehículo. Estuvo varios días sin poder usar el coche y cuando lo reparó debió cambiar el tambor y todas las cerraduras. El juzgado de Paz fijó una indemnización de 64 mil pesos.

La mujer reclamó a través del mecanismo de menor cuantía y exigió la reparación del daño patrimonial. Para ello presentó una factura por 54 mil pesos, provista por el cerrajero que le cambió el tambor, la cerradura del tanque de nafta, de las puertas y del baúl.

Te puede interesar...

Consignó en la demanda que en enero de este año dejó su coche Ford Fiesta en un lavadero de Cipolletti y que, cuando lo retiró, el vehículo no arrancaba.

Sostuvo que al colocar la llave observó que no giraba. Entonces le informó a un empleado del lavadero, quién probó el arranque, le contestó que no funcionaba y se retiró.

Después habló con el encargado. Otro empleado intentó poner en marcha el vehículo y no lo logró. Finalmente luego de varios intentos el auto anduvo.

La mujer informó que estuvo varios días sin poder usarlo y que, cuando lo reparó, el cerrajero le indicó que el funcionamiento defectuoso se debía a que habían colocado en el tambor una llave incorrecta, distinta a la del Ford Fiesta.

La demandada pidió revisar el coche con un cerrajero de confianza, pero no pudo concretar la visita con la propietaria del vehículo. Entonces se comunicó con el técnico que había realizado el recambio, quién le informó que la mujer llevó el auto en marcha hasta el local. A raíz de ese testimonio la dueña del lavadero aseguró que el vehículo está en funcionamiento y que la clienta faltaba a la verdad. Además manifestó que realizó averiguaciones con el personal y que las cosas no sucedieron como ella dijo. En esa instancia no hubo posibilidad de conciliación.

La sentencia consideró las pruebas aportadas por la clienta y admitió la responsabilidad endilgada al lavadero en función de la ley de Defensa del Consumidor. “Entiendo que se ha probado que los elementos de arranque del automotor propiedad de la actora sufrieron un daño en oportunidad en que lo dejó en manos de la demandada, y por lo tanto debe ser reparada tal circunstancia”, escribió la jueza en la resolución.

Se recordó en el fallo que el consumidor tiene además el derecho, y los proveedores la obligación, de atención y trato digno. Y que los consumidores se ven cotidianamente expuestos a situaciones que no tienen justificación alguna.

Finalmente se condenó a la firma Zubo S.R.L, propietaria del lavadero, a abonarle a la clienta la suma de 64 mil pesos. La cifra se compone de 54 mil pesos en concepto de daño patrimonial por el arreglo del coche y de diez mil por daño punitivo, que es una multa civil prevista en la ley de Defensa del Consumidor por el incumplimiento de las obligaciones legales o contractuales.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario