Deportes en pareja: opciones para los perros y sus dueños

Velocidad, obediencia e inteligencia son cualidades fundamentales para las mascotas.

Una cosa es salir al parque y juguetear con su perro, hacerlo correr, que traiga la pelota o atrape el palito, y otra, entrenarlo con disciplina para que participe en competencias. Lo primero no es hacer deporte sino ejercicio, lo segundo sí. Y en estos casos no sólo se trata del trabajo físico, también de obediencia e inteligencia. “Algunos deportes para perros tienen su origen en el trabajo que realizaban ciertas razas. Por ejemplo, el schutzhund surgió en Alemania a raíz de la búsqueda de los mejores ejemplares para un trabajo policíaco, lo que dio origen a una raza -el pastor alemán- que son perros muy atléticos e inteligentes”, comenta Eugenio Henao, psicólogo dedicado a estudiar el comportamiento animal y entrenador de este deporte en el que ha participado con sus perros.

Las claves: Cualquiera de estos deportes requiere de entrenamiento, disciplina y guía técnica.

Otro deporte canino es el mushing, que surgió de tirar los trineos y carros para el transporte de la leña y de los ancianos en las zonas montañosas y nevadas de algunos países europeos y en Norteamérica. “Aquí se han practicado carreras usando carritos con ruedas, aunque no es muy popular. Los siberianos son buenos para esto”, explica Henao.

Ahora está de moda el canicross, competencia en la que humano y perro corren circuitos de entre seis a diez kilómetros en terrenos planos o montañosos. El animal va con un arnés especial para que no hale a su acompañante. Es similar a las competencia de agility, en la que el perro debe recorrer un pista de obstáculos en el menor tiempo posible.

Algunos consejos para jugar y enseñar

Por Sergio Gómez (veterinario)

A la hora de dedicarte a entrenar a tu perro, primero tenés que tener idea de cómo lo vas a empezar a hacer y saber lo básico: el perro aplica su instinto de caza y vos creés que él está jugando; hace presa y muerde muy fuerte y no quiere soltar, o corre con el juguete en la boca y no te lo quiere dar. En realidad es él quien está jugando con vos. Al conocer esto, vos sabés que tenés que ir premiando al perro con algo que a él le guste, como su alimento balanceado o una salchicha, para que vaya entendiendo que cuando recibe la orden tiene que soltar el juguete (trapo, pelota, etc.) con el que vos lo estás estimulando. Una vez que él entiende el juego de hacer presa y soltar a la orden y/o sentarse y agarrar su premio, ahí estás listo para hacer lo que se te ocurra con tu perro. Pero acordate de no premiarlo hasta que él haga lo que vos le pediste. Esa y muchas caricias son la única razón por la que tu perro te hará caso a lo que vos le digas que haga. A tener paciencia, a practicar y mucha suerte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído