El clima en Neuquén

icon
17° Temp
48% Hum
La Mañana alcoholemia

Dio positivo en alcoholemia y su esposa lo retó: "Jodete"

El video protagonizado por una pareja durante un control de tránsito fue compartido en las redes y rápidamente se viralizó.

En un control de tránsito realizado por la Policía de la Ciudad, un hombre dio positivo en el test de alcoholemia y su esposa, avergonzada por la situación que estaba viviendo, lo retó: "Ahora jodete, sé adulto. Dejá las cosas y vamos", le dijo, mientras su marido discutía con los efectivos.

En el video compartido por la cuenta 'Solo Tránsito', se ve que la Policía frenó al conductor, y tras pedirle que realizara el procedimiento, el resultado dio 1,14 grados de alcohol por litros de sangre. Sin embargo, el hombre comenzó a discutir y se negó a abandonar el vehículo en el que circulaba.

Te puede interesar...

"Voy a llamar a un móvil policial, caballero", le advirtió el agente. "Pago lo que haya que pagar, pero dame los documentos. Yo necesito el auto. El auto es mío y lo necesito", les pidió, mientras los efectivos le aseguraban que no iban a cambiar de postura.

La discusión continuó y la esposa del conductor que viajaba en el asiento del acompañante, cansada de la situación, comenzó a retarlo. "Ahora jodete. Ahora esperá que ellos hagan lo que tengan que hacer. Te dan el documento y nos vamos", le dijo.

Las escenas siguientes son con el hombre fuera del auto y a la discusión se sumaron más agentes. "Vivo a tres cuadras y me vienen a romper las pelotas con esto", se quejó ante ellos.

Alcoholemia positivo esposa lo retó.mp4

Por ese motivo, uno de los oficiales le respondió: "Puede matar a alguien. Está tan ebrio que no entiende lo que le decimos. Yo no me reiría, es grave lo que está haciendo".

De todas formas, el sujeto siguió riéndose por lo que estaba ocurriendo y aseguró que el alcohol no le impedía conducir. "Te puedo manejar con los ojos cerrados. Vendame los ojos y te manejo de acá hasta mi casa", insistía el conductor.

Además, señaló cómo fue que llegó a ese estado: "Vengo de un cumpleaños, de una reunión familiar y de tomar cerveza. Que sé yo lo que me va a pegar tanto la cerveza. Si viniera ebrio, que no podría manejar, ya me hubiera matado antes. Sin embargo, acá llegué bien, vivo acá a tres cuadras", repetía.

La mujer debió volver a enfrentar a su marido, harta de la situación: "Dejá el freno de mano y vamos a casa. Sé adulto. Dejale las cosas y vamos, aguantátela".

Finalmente, el hombre se despidió de los efectivos policiales y se retiró caminando hasta su domicilio. Su esposa, por otro lado, caminaba sola a unos 40 metros más adelante que él.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario