Efecto crunch: los beneficios de escuchar lo que comemos

Estar atentos a la masticación, una nueva herramienta para luchar contra el sobrepeso.

Colorado
Siempre se dice que para disfrutar de un buen plato hay que utilizar todos los sentidos; pero ¿no se sentirían, al menos, un poco raros escuchando la comida?

Pues bien, parece que el sonido de nuestra masticación es muy importante, aunque no tanto para intensificar el sabor de lo que comemos, sino para poner un freno a lo que ingerimos, según apunta un estudio realizado por investigadores de las universidades de Brigham Young y Colorado State, en Estados Unidos.

Esto es lo que los expertos llaman el "efecto crunch", e implica que, por ejemplo, si comiéramos con la televisión prendida o los auriculares puestos nos llevaríamos más bocados que si atendiéramos a la "banda sonora" de nuestra deglución.

"Durante la mayor parte del tiempo, tanto consumidores como investigadores han subestimado la importancia del sonido en la experiencia de comer", explicó Gina Mohr, profesora de marketing en la Universidad del Estado de Colorado y coautora de este revelador trabajo, y agregó: "Si la gente estuviera más centrada en el sonido que hace, podría reducir su consumo de comida".


40 es la cantidad de veces que debemos masticar la comida antes de ingerirla, según expertos.

Estas conclusiones surgieron después de realizar ensayos diferentes, donde verificaron por ejemplo que la dosis de alimento que ingerían los voluntarios se reducía, incluso si eran sometidos a un sonido de masticación grabado.

Lo más llamativo es que no se trató de una reducción menor, sino de una lo bastante significativa como para tenerla en cuenta.

Además, en otro de los experimentos, el grupo de comensales expuesto a un ruido fuerte, comió en promedio cuatro pretzels (esos adictivos snacks con forma de lazo que hacen furor en Estados Unidos) por persona, mientras que los voluntarios puestos a prueba en una sala silenciosa sólo acabaron dos.

Si bien dos pretzels podrían no significar gran cosa, llevado a lago plazo, en una semana o un mes, el cambio será más que importante.

De todas formas y más allá de los efectos que pueda tener en la dieta, los investigadores pusieron el foco en cómo impacta la plena conciencia en todo lo que hacemos y compararon el "efecto crunch" con el mindfulness, una técnica de meditación que consiste en enfocarse en el momento presente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído