El clima en Neuquén

icon
24° Temp
23% Hum
La Mañana puente

El acceso al puente, bombardeado de pozos: ¿quién lo repara?

Entre Centenario y Cinco Saltos hay una "zona gris" burocrática para las reparaciones. Los vehículos se detienen ante los "cráteres". Además, se roban cables.

El acceso al puente Centenario-Cinco Saltos parece bombardeado. El estado de la ruta es de tal deterioro que los vehículos tienen que detener casi a cero la velocidad para no romper los vehículos. Y reparar la calzada está dentro de un limbo burocrático entre las dos provincias.

El tema no es nuevo, pero surge todos los años por el deterioro notable de la ruta construida de cemento y tapada con baches que “no pegan” y donde a diario circulan miles de vehículos que cruzan de Neuquén a Río Negro, y viceversa.

Te puede interesar...

Si algo faltaba es que hay una “zona gris”, que son los 300 metros del puente, donde las roturas son más visibles y la responsabilidad para repararlas aún es una incógnita: se roban cables y losetas de los senderos peatonales, a la vista de todos los automovilistas. El puente, gran parte del año, se transita a oscuras, como una boca de lobo.

SFP daños en Ruta desde Centenario a Cinco Saltos (7).JPG

“Sabemos que es una zona gris como muchas que existen, pero a pedido de los vecinos de Centenario, Vialidad Provincial se viene haciendo cargo de hace algunos años de las reparaciones”, afirmaron en su momento desde Vialidad Provincial.

El estado de la ruta, que se conoce como calle Jaime De Nevares, desde la segunda rotonda de Centenario hasta el puente es calamitosa. A la altura del complejo La Rosadita, el deterioro del asfalto es tan visible que los vehículos detienen abruptamente la velocidad, como si se tratara de un badén.

En los horarios de mayor circulación intentan esquivar los baches de grandes dimensiones haciendo maniobras de sobrepaso. Pero a veces no es posible y los vehículos “dejan el tren delantero”, para evitar un accidente con otro auto que circula de frente.

SFP daños en Ruta desde Centenario a Cinco Saltos (14).JPG

La calzada, a diferencia de la ruta 7, es un paso interprovincial donde en los meses de verano circulan camiones cargados con frutas, que van desde las chacras a los galpones de empaque. Y es el paso obligado de mercadería a la provincia de Neuquén.

El cuadro de situación del estado de la calzada cambia con los meses. Actualmente el deterioro es mucho más notable del lado neuquino, debido a que la Municipalidad de Cincos Saltos, del otro lado del puente, decidió reparar los baches con la autorización del gobierno provincial.

Pero del lado de Neuquén, el panorama cambia y hasta hace unos años, Vialidad Provincial se hacía cargo de las reparaciones, incluso en las del mismo puente, esa “zona gris” compartida entre las provincias.

De fondo hay un complejo tema legal para autorizar trabajos y licitaciones, pero los automovilistas poco saben de los laberintos burocráticos.

SFP daños en Ruta desde Centenario a Cinco Saltos (34).JPG

Es que desde que Caminos del Comahue SA, ex concesionaria de la Ruta 7, dejó de prestar servicios en 2010, el puente y el acceso al mismo terminó atrapado en esa red. Las obras de mantenimiento casi no se hicieron, a pesar de que, en su momento, la provincia de Neuquén se encargó de mantenerlo, más de lo que lo hizo Río Negro.

Según explicaron desde Vialidad Provincial, no hay una letra fina que indique quién tiene que hacerse cargo de las reparaciones, en un sector dividido por dos provincias. En algunos casos, los municipios son los que hacen obras, pero sólo en aquellos que son solventes desde lo financiero.

SFP daños en Ruta desde Centenario a Cinco Saltos (32).JPG

Ruta "hundida" a Vaca Muerta

Otro drama que tiene el corredor vial de la región, pese a que el Gobierno provincial está culminando la Ruta 67 por la meseta y la duplicación de la Ruta 7, es la reparación del tramo existente que une Neuquén con Centenario. En estos días, en las zonas de los semáforos, donde los vehículos frenan y se detienen, hay grandes deformaciones.

Suceden en el desvío al cementerio de Centenario, el semáforo del barrio 11 de octubre en el ex peaje, la rotonda de Fasinpat y otros sectores donde el asfalto está hundido. Hace unos cinco años Vialidad Provincial reparó todos esos tramos, luego de una licitación, pero el pesado tránsito petrolero volvió a deformar la calzada.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario