El acercamiento K

Señor Gobernador:
Me dirijo a Ud. en mi calidad de habitante de esta bendita provincia del Neuquén, más allá de mi afiliación partidaria al Movimiento Popular Neuquino, al sólo efecto de solicitarle tenga a bien aclararle al pueblo neuquino cuál es el rol que usted desempeña al lado de la presidenta de la Nación.
En alguna oportunidad le pedí públicamente que definiera las relaciones entabladas con el régimen instalado en la Casa Rosada, más allá de las normales relaciones que deben darse en la coexistencia con el poder central.
Cuando usted fue ungido Gobernador en el 2007, con nuestro voto, juró ante la Legislatura defender y cumplir los preceptos constitucionales y las leyes, además de llevar adelante la Plataforma de Gobierno delineada dentro del MPN, pero en la práctica tengo la sensación de que se está olvidando de ésta.  
Sólo por mencionar un párrafo de la Declaración de Principios: ... “ Ratificamos nuestra vocación federalista y de integración regional y nacional, fortaleciendo los vínculos con el gobierno nacional y con los de otras provincias, especialmente las patagónicas. Nuestra gestión de gobierno privilegiará el bien común basado en la dignidad de cada uno de los neuquinos y su familia, el respeto a sus ideas y creencias, la garantía de su libertad y la seguridad de un orden justo, todo ello en el marco del estricto cumplimiento de la Constitución Provincial”.
Me pregunto si la vocación federalista pasa por incorporarse al séquito de la Presidenta y bailar el minué al son de la música de cámara interpretada por Aníbal Fernández, Julio De Vido, Guillermo Moreno, Amado Boudou, Néstor Rossi y Miguel Pichetto.
También si la integración regional sólo es dable por la renta petrolera con los amigos K, Das Neves, Peralta, Eskenazi, etc., desechando otras economías que desarrollan Mendoza, San Luis y La Pampa y otras provincias hermanas.
Usted es el primer mandatario provincial, por lo tanto es la cara visible y el emblema, y honestamente no veo que esté privilegiando el bien común basándose en la dignidad al mostrar una imagen pordiosera y mendicante ante el matrimonio Kirchner para pagar sueldos, proveedores y programas de asistencia social; ni hablar de Chihuidos I y II o de Parques Eólicos.
¿Se le ha ocurrido pensar que esa actitud no hace más que desdignificarnos poniéndonos como argentinos de segunda o tercera categoría frente a los que usan y gozan de los beneficios de nuestra producción en las grandes urbes?
¿Hasta cuándo nos van a tener de rehenes del kirchnerismo entrampados en una política pendular y perversa?
¿No es hora de que junto a la Legislatura empiece a alentar el desarrollo económico más allá de la minería, se fomente la radicación de empresas que den trabajo genuino a miles de jóvenes que anualmente egresan de nuestras secundarias y universidades sin poder siquiera elaborar un proyecto de vida; los cuales no tienen acceso a una vivienda para constituir su propia familia, porque el mercado inmobiliario esta estigmatizado por los salarios petroleros?
¿No le inquieta que cientos de ellos abandonen las ciudades del interior provincial y pasen a engrosar el pauperizado cordón del gran Neuquén en la búsqueda de un trabajo, y terminen siendo votos cautivos de los vivos de todos los partidos y alianzas políticas que pululan en la capital provincial?
¿Dónde está la dignidad, los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la defensa, promoción y protección de la familia, el derecho inalienable al trabajo, etc., etc., además de estar escrito en la Plataforma?
Cuando se pierde el rumbo, lo más saludable es volver a las fuentes.
Atte.

Fernando Abel Trebino
L.E. Nº 7.826.484
Plottier – Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído