El hambre muestra la peor cara de la guerra de Siria

Ginebra.- La grave situación humanitaria en Madaya, asediada desde hace meses por las fuerzas gubernamentales, no tiene precedentes en el conflicto en Siria, aseguró ayer un responsable de Naciones Unidas tras visitar la ciudad.

"Lo que hemos visto es horrible, no hay vida. Todo estaba muy tranquilo. Hay información creíble según la cual hay gente que murió de hambre (...) Lo que vimos en Madaya no tiene precedentes (...) con respecto a otras partes de Siria", dijo el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Sajjad Malik, en una teleconferencia desde Damasco.

Malik explicó haber visto a niños obligados a comer hierba para sobrevivir y que sólo ingieren agua mezclada con especias.

El lunes, un convoy de ayuda humanitaria entró por primera vez en esta ciudad, asediada desde hace seis meses por las fuerzas del régimen.

Más ayuda

Otros convoyes llegarán en los próximos días, dijo Malik.
Las localidades de Foua y Kafraya también recibieron ayuda el lunes.
Según las primeras estimaciones de Naciones Unidas, entre 300 y 400 personas necesitan ayuda médica urgente.

El portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke, explicó que el acuerdo para llevar ayuda humanitaria permitirá la llegada de nuevos convoyes a estas tres localidades (Madaya, Foua y Kafraya) así como a la ciudad de Zabadani.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído