El clima en Neuquén

icon
22° Temp
32% Hum
La Mañana Huiliches

El incendio de una recicladora en Huiliches expuso un conflicto entre vecinos

Los vecinos se quejan por la presencia de ratas y piden el traslado fuera del sector residencial. Desde la cooperativa afirman que tienen control de plagas.

El incendio que se desató el domingo a la madrugada en un centro de acopio de residuos dejó al descubierto un conflicto vecinal en el barrio Huiliches. Desde hace un año, la cooperativa Eco Newenken se instaló en el lugar para hacer acopio de cartones, plásticos y vidrios, pero los vecinos piden que el centro de reciclaje se traslade fuera del área residencial porque sus casas se llenaron de ratas y moscas.

Luis Rojido, un vecino del barrio, explicó en una entrevista con LU5 que el predio está sólo cercado con un alambrado, y se ubica muy cerca de una escuela y una plaza en la que juegan los niños de Huiliches. "Hablando con presidente de comisión vecinal transmitimos esa preocupación, no sabemos si la cooperativa tiene habilitación para hacer acopio en un área residencial", se quejó.

Te puede interesar...

Aclaró que los vecinos se despertaron preocupados este domingo ante la presencia del fuego. Aunque el centro de acopio está separado de las viviendas y no hubo riesgo de que se incendiaran las casas, sí quedaron afectados por la presencia de cenizas y humo.

"No sé quién será el dueño de este sector, no sé por qué se lo facilita porque es un lugar residencial, no es para una recicladora", indicó el vecino, que comenzó un pedido formal al Municipio para pedir el traslado, ya que aseguró que la cooperativa no tiene los elementos de seguridad necesarios para realizar esa tarea.

Por su parte, la presidenta de la cooperativa Eco Newenken, Vanesa Salvatierra, salió a responder las críticas después del incendio, en el que perdieron fardos de papel y cartón que estaban por entregar, así como otros elementos de trabajo que son indispensables para el día a día.

Aunque realizan su tarea a pulmón como cooperativa de trabajo, detalló que cuentan con personería jurídica y tienen elementos de seguridad y control de plagas. "Venimos trabajando desde abajo y todo nos cuesta un montón, ahora vamos a trabajar para recuperarnos otra vez", aclaró.

eco newenken huiliches.jpg

Para ellos, el incendio podría haber sido intencional, ya que en la semana previa habían sufrido robo de materiales en dos ocasiones. Así, perdieron los matafuegos, equipos de mate y hieleras que les habían donado los vecinos del barrio para atravesar los días calurosos de enero.

"Trabajamos de 7 a 12 y de 18 a 22 porque no tenemos un tráiler y estábamos tratando de conseguirlo para poder hacer guardias y quedarnos acá. No tenemos luz, porque estamos trabajando en una habilitación que se demora", aclaró Salvatierra en una entrevista con LU5.

Según explicó, la cooperativa surgió a partir de una serie de talleres de educación ambiental, en donde un grupo de personas se unieron para sacar un rédito económico de la recuperación de residuos urbanos. Así, comenzaron una tarea a pulmón para ganarse la vida con un trabajo que tenía un impacto positivo en el ambiente.

Desde Eco Newenken buscan generar el hábito de la separación en origen de los residuos domiciliarios, con el objetivo de evitar que esos desechos lleguen al río o las bardas cercanas. En convenio con una empresa, recuperan plásticos y nylon, y también venden vidrios, papeles y cartones que acopian en el terreno de Huilliches.

Según aclaró, el predio fue cedido por el propietario de lugar a modo de préstamo. "Estaba abandonado y la gente tiraba de todo. Empezamos a trabajar con mucho amor y cuidado, y todo lo que se iba vendiendo, que no es mucho porque no tenemos maquinaria, íbamos comprando cosas para poder mejorarlo. Este predio estaba abierto, los vecinos se quejaban por inseguridad y basura. Empezamos a trabajar y a estar, a cuidarlo", señaló.

La referente de la cooperativa apuntó a las personas que se quejan y no hacen nada para generar cambios. Por eso, aclaró que los trabajadores invierten las ganancias para tener elementos de seguridad y pagar un servicio de control de plagas, con el objetivo de no interferir en la vida cotidiana de esa zona residencial.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario