El matrimonio al desnudo

Por Javier Hernán Cantarini

Neuquén > Los contratiempos de un matrimonio con 30 años de casados fueron expuestos con mucho sentido del humor el domingo en Teatro El Arrimadero. 
La obra de Cristina Merelli "La gota que horada la piedra" se presentó en gran forma con las actuaciones de Cane Aiello y Jorge Contro. La puesta bajo la dirección de  Gustavo Lioy realizó su segunda función, con gran cantidad de público, en la sala ubicada en Misiones 234.  El espectáculo presenta, a través de un diálogo dinámico, la disfunción en una pareja donde la rutina, el aburrimiento y la incomunicación prevalecen sobre la aceptación, los proyectos y el amor.
La autora propone una mirada real, crítica y simple sobre el deterioro que se produce irremediablemente, en el matrimonio con el paso de los años.
Los sueños de juventud no se han cumplido y ahora los personajes viven contemplando recuerdos de sus viajes a México y Mar del Plata.
El presente muestra a la pareja  sentados en un sillón frente al televisor, en un sábado de lluvia que pudo haber sido romántico y que ahora se transforma en motivo de discusión. No importa quién hable ni lo que diga, cualquier palabra emitida es el disparador para un eterno reproche y traspaso de culpas entre los protagonistas que nunca llega a ser violento aunque si fuerte.
La obra trasncurre durante 40 rozando el sarcasmo, por momentos lo absurdo, con mucho sentido del humor motivando la risa permanente en los  espectadores.
Un aspecto fundamental de la puesta es la casa y toda la simbología que encierra. Con goteras y techos que literalmente se vienen abajo el inmuelble es una metáfora perfecta de cómo los vínculos, al igual que una pared se pueden desgastar hasta el punto de la ruptura si no se trabaja con empeño y se cuida con amor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído