El mechero Solís sumó otro hecho y seguirá preso

La Justicia le unificó condenas por robos cometidos en Neuquén.

Este parece no ser el año del cipoleño Yerko Solís Morales, quien se había transformado en el tiempo en un gran dolor de cabeza para comerciantes cipoleños y de la vecina provincia. Mediante la modalidad de mechero, había cometido varios robos y las víctimas lo tenían identificado gracias al material de cámaras de seguridad.

Más allá de múltiples excarcelaciones, un último robo a una juguetería de esta ciudad disparó una oportuna investigación, con varios allanamientos donde se recuperó parte del botín. El ladrón tenía al menos dos aguantaderos y a pesar de que era muy conocido en Costa Norte, uno de los procedimientos se concentró en las cercanías de Parque Norte, indicaron fuentes policiales.

Te puede interesar...

Tras los operativos, Solís pudo ser juzgado bajo la modalidad abreviada y en forma inicial, se había confirmado que pasaría cuatro meses tras las rejas. Sin embargo, la Justicia de Cipolletti siguió adelante con el trabajo de unificación de condenas debido a que, en mayo, había sido declarado culpable por otro delito pero en Neuquén capital, precisaron las fuentes.

Ante esta situación y la posibilidad de que quede libre luego de cumplir el castigo de cuatro meses, se hizo una audiencia presidida por el juez Guillermo Baquero Lazcano. El Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, a cargo de Oscar Cid, propuso un acuerdo a la defensa, que aceptó y Solís deberá permanecer en la cárcel hasta fin de año, totalizando 9 meses de prisión efectiva.

A principios de junio, el cipoleño, que es oriundo del vecino país de Chile, había sido declarado culpable por los robos a una juguetería y una ferretería. De este último comercio se había llevado una computadora, explicaron las fuentes. Con la unificación de penas, Solís pasará un tiempo destacado en la cárcel de Cipolletti, lo que representa un verdadero respiro para los comerciantes que, en más de una oportunidad, lo vieron entrar por una puerta de tribunales y salir por otra.

El sobrino, en una cárcel neuquina

Además de la indignación que supo ganarse Yerko Solís Morales por sus permanentes robos en comercios del centro cipoleño, un familiar directo, su sobrino Braian, cometía hechos similares y cayó detenido en la vecina provincia de Neuquén. El joven también fue vinculado en esta ciudad con algunos hechos aunque el último castigo de prisión efectiva lo recibió en Neuquén capital.

Por otro lado, protagonizó una audaz fuga de un calabozo y fue recapturado en un aguantadero de General Roca.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído