El clima en Neuquén

icon
23° Temp
16% Hum
La Mañana Mercosur

El Mercosur en el centro de las incógnitas por la reñida elección en Brasil

El bloque regional pasa por un mal momento. La continuidad de Bolsonaro podría cambiarlo por completo para reducirlo a un acuerdo aduanero y el regreso de Lula puede implicar un relanzamiento. El pacto con la Unión Europea, promesa del PT.

La cosecha de votos de Luiz Inácio "Lula" Da Silva, en el primer round de las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil, confirma que el balotaje que viene será una inflexión determinante para el futuro del gigante amazónico. También para la relación que mantendrá con sus vecinos y con los socios del Mercosur. Con el 99,99% de las urnas escrutadas, el expresidente cosechó el 48,43% y le ganó por cinco puntos al mandatario y excapitán de Ejército, Jair Bolsonaro, líder de ultraderecha, que reunió el 43,20% de los sufragios.

Lula no llegó a ganarle por la mitad mas uno de los votos para evitar el balotaje, que se realizará el 30 de octubre. Faltan 22 días para que llegue el desenlace de los comicios brasileños. El próximo presidente brasileño será clave para el futuro del Mercosur, en un momento donde hay más desacuerdos que coincidencias entre los cuatro socios sobre la orientación y el futuro del bloque regional.

Te puede interesar...

El 21 de julio la presidencia temporaria quedó en manos del mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou. Sucedió a su colega paraguayo Mario Abdo en medio de una áspera polémica por la exploración que lleva adelante Uruguay para firmar un tratado de libre comercio con China.

El proceso fue anunciado por Lacalle Pou antes de la cumbre semestral para transferir la conducción temporaria del bloque y, para los demás socios, contradice el Tratado de Asunción que fundó el Mercosur. Establece que los acuerdos del bloque con otros países extrarregionales deben ser realizados en forma común. No en forma unilateral como está intentando hacer Montevideo, cuyos diplomáticos aseguran que no están violando las normas que firmaron. Los movimientos de Lacalle Pou son leídos en Buenos Aires como una maniobra que está más concentrada en la política uruguaya que en el Mercosur.

El pronunciamiento de la banda oriental demuestra el nivel de fragilidad que tiene el acuerdo comercial que vuelve a moverse entre quedar como una simple alianza aduanera o un bloque regional y político. En ese contexto, el regreso de Lula al poder podría fortalecer y relanzar al bloque. La continuidad de Bolsonaro podría servir para que la estrategia uruguaya se profundice y sea seguida por otros socios.

Ese escenario no pasa inadvertido para la política argentina. En el Frente de Todos siguen con cautela la performance de Lula, no pierden de vista el error de cálculo de las encuestadoras que habían pronosticado una victoria en primera vuelta. En Juntos por el Cambio no ocultaron la sorpresa del resultado que cosechó Bolsonaro, porque gane o pierda seguirá siendo un jugador muy importante en la política brasileña. La Mesa Nacional de la coalición opositora difundió un comunicado. Fue la única fuerza política argentina que se refirió al Mercosur.

"Las relaciones entre nuestros países tienen una importancia estratégica y anhelamos en los próximos años poder fortalecer juntos una potente alianza, empezando por el Mercosur, que mantenga a nuestra región y al Atlántico Sur como zona de paz, comprometida con los valores de la democracia y los derechos humanos", sostuvieron. El guiño no es menor, porque la posibilidad de los acuerdos bilaterales no es mal vista en la coalición opositora. Durante la presidencia de Mauricio Macri el tema estuvo en el radar, pero el foco se concentró en acelerar la firma del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. Fue vendido como un pacto histórico aunque todavía le quedaba un largo trecho por recorrer. La demostración es que le faltan ratificaciones y también avances para terminarlo.

"Si gano la elección, en los primeros seis meses nosotros vamos a concluir el acuerdo con la Unión Europea. Un acuerdo que tenga en cuenta la necesidad de Brasil de volver a industrializarse" dijo Lula en una entrevista antes de los comicios del domingo pasado. Bolsonaro coincide también con avanzar con el pacto con la UE. El tema seguirá girando en torno a las elecciones brasileñas, porque el 27 de octubre, tres días antes de la segunda vuelta, se realizará la cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), que encabeza el presidente Alberto Fernández.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario