El MPN entra en zona de tensiones en la Legislatura

Domínguez y Pilatti se cruzaron por el tratamiento de la preventiva.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- El proyecto de ley para ampliar la prisión preventiva generó ayer chisporroteos entre diputados del MPN, que hicieron públicas sus diferencias sobre el tratamiento que debe darse a este tema. Por la mañana, Claudio Domínguez acusó "a propios y ajenos" de demorar un despacho por no acordar con la iniciativa. El presidente del bloque oficialista, Mario Pilatti, respondió que lleva tiempo lograr consenso y no permitirá un debate exprés. "Hay que calmar la ansiedad", reclamó.

Dentro de la cámara se habla de que el MPN está "fragmentado" y por eso no logran avanzar con leyes que le interesan al Ejecutivo. Algunos adjudican a Domínguez una cercanía al ex gobernador Jorge Sapag que lo llevaría a distanciarse de la presidencia del bloque.

El diputado dijo ayer que hay dos leyes clave para el gobernador Omar Gutiérrez, que están trabadas porque no se discuten. Indicó que una es la que amplía las condiciones de prisión preventiva y la otra es sobre el libre acceso a la información pública. Ambos proyectos ingresaron en marzo.
"Vengo pidiendo todos los martes en la comisión que se traten", contó Domínguez y precisó que "el reclamo lo hago hacia todos los diputados: propios y ajenos".

Dijo que tiene compañeros de bloque "que tendrían que blanquear su opinión" y les recordó que "nadie les va a decir nada si no están de acuerdo". Mencionó que "muchos quieren que la prisión preventiva vaya a Interpoderes, donde no llega el periodismo", porque buscan plantear sus diferencias en privado.

Indicó que insistirá la próxima semana con ambos proyectos "para que se pongan en el orden del día; sino, en una próxima sesión, voy a pedir un tratamiento sobre tablas, para saber qué diputado lo quiere tratar y quién no".

Pilatti le contestó que, para el martes que viene, ya está previsto trabajar sobre el acuerdo con Nación por la coparticipación. Señaló que el proyecto de información pública quedó en suspenso porque hay una ley nacional en análisis y el de prisión preventiva seguirá en debate al menos un mes más "para escuchar a todos los actores".

Reconoció que existen diferencias con Domínguez, principalmente sobre la prisión preventiva, porque "él tiene una postura de que es un tema simple que habría que resolverlo rápidamente y a otra cosa, cuando esa no es la postura mayoritaria del bloque, no es la mía y el presidente de la comisión y presidente del bloque soy yo". Remarcó que en la comisión que tiene a su cargo tiene que "construir consenso sin mayoría" y pidió "calmar la ansiedad". Reconoció que "hay disidencias" en su bloque, pero les restó importancia.

Los aliados hacen sentir su peso

En las últimas semanas, los aliados al MPN en la Legislatura plantearon diferencias con algunos proyectos y dejaron en claro que no levantarán la mano sin estar convencidos. Uno de los socios, Carlos Sánchez (UP-UNA), explicó ayer que quieren remarcar al bloque oficialista que "tiene que hacer un esfuerzo para el consenso". Sánchez tuvo un breve cruce con el titular de la comisión de Energía, Luis Sapag (MPN), tras pedir modificaciones a un proyecto del Ejecutivo sobre fuentes de electricidad renovables. Indicó que se molestó porque el emepenista "no quiso dar una discusión acorde". "Estoy en el espacio del Frente Renovador y trato de mantener la coherencia sin romper los acuerdos políticos con el MPN", recordó. "Quien tiene la obligación de sacar las leyes a través del consenso es el MPN", explicó, aludiendo también a Sergio Gallia (PAN) y Francisco Rols (FRIN), los otros dos aliados. "Hemos dado sobradas muestras de acompañamiento y entendemos que el MPN tiene que hacer un esfuerzo para el consenso". Sobre estos cruces, Pilatti, dijo que son esperables: "Pasa como con los matrimonios, que a veces hay discusiones", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído