Icono de Alerta

Mañana para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en par

Más E precio sostén

El precio sostén, a la medida de la crisis en las provincias

El gobernador Omar Gutiérrez fue el principal defensor del desacople del mercado local ante el derrumbe internacional. Busca apuntalar la recaudación ante la drástica baja por la pandemia del nuevo coronavirus.

El precio sostén para la industria petrolera es una medida que las provincias esperaban con más expectativa. El gobernador Omar Gutiérrez se lo planteó por videoconferencia al presidente Alberto Fernández en dos oportunidades: la vuelta al “barril criollo” para sostener la actividad en un mínimo y evitar el desplome total de la recaudación en las provincias.

“Este esquema busca contener, con la demanda local, el empleo y el compre local. Luego, si hay excedente de producción, se podrá exportar”, indicó el gobernador tras conocer la publicación del decreto nacional 488, con el precio sostén de u$s 45 hasta el 31 de diciembre.

Las regalías hidrocarburíferas que recibe Neuquén se derrumbaron un 47%: pasaron de 3240 millones de pesos en abril a 1734 millones en mayo. Es el peor desplome para la provincia cabecera de vaca Muerta y el dato concreto del efecto pleno de la baja de la demanda de petróleo en medio de la pandemia del COVID-19.

El número expresa la baja en la producción de petróleo. Mientras en marzo se produjeron 172 mil barriles por día de crudo, en abril se registró una caída del 25% con 129 mil barriles diarios en promedio.

El decreto establece que las refinadoras y comercializadores deberán adquirir el “total de la demanda de petróleo a productoras locales”, poniendo un cerrojo a las importaciones.

El Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación tendrá la facultad de modificar trimestralmente el precio del crudo y de revisar “el alcance de la medida dispuesta sobre la base de parámetros de volumen de producción y niveles de actividad e inversión”, según apunta el texto del decreto.

El planteo de un barril interno desacoplado del contexto negativo del mercado internacional fue expresado por Gutiérrez a lo largo de abril. El resto de los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) incluso elevaron una propuesta de un barril criollo a u$s 54.

Posteriormente, el ministro nacional de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, indicó que sería de u$s 45. El funcionario aclaró a la prensa que la medida era debido al “gran peligro de que cuando la actividad se normalice y los precios vuelvan al alza, no tengamos la producción en pie y debamos importar petróleo, por eso buscamos dar certidumbre hacia adelante”.

No todos los intereses quedaron satisfechos. De hecho, fue el gobierno nacional el que decidió cerrar la discusión, que involucraba a las petroleras integradas (con refinerías y estaciones de servicio) frente a las no integradas e independientes y concluir con la redacción del decreto finalmente dado a conocer en el Boletín Oficial.

Superar la pandemia les impone a las provincias tiempos desafiantes. Con las empresas aplicando el freno de mano en sus inversiones, son varios los frentes que tienen que atenderse.

El gobierno neuquino desembolsó unos 1500 millones de pesos entre distintos programas de asistencia a las pymes, con atención especial en aquellas que prestan servicios petroleros y que están en negociaciones que involucran un cruce de intereses entre las grandes compañías.

Lo más leído