El rugby celebra su retorno triunfal tras 92 años

El deporte vivirá mañana su retorno a unos Juegos después de casi un siglo, con el formato de seven y con la esperanza de afianzarse entre el resto de las disciplinas.

Nada menos que 92 años tuvieron que pasar para que los protagonistas y amantes de ese deporte pudieran volver a celebrar una aventura olímpica: el rugby vivirá mañana su retorno a unos Juegos después de casi un siglo, con el formato de seven y con la esperanza de afianzarse entre el resto de las disciplinas.

El estadio Deodoro, en las afueras de Río de Janeiro, será mañana el escenario donde 12 selecciones masculinas y otras tantas femeninas harán realidad uno de los regresos más esperados del deporte olímpico.

Desde París 1924, cuando apenas tres equipos participaron con el formato tradicional y Estados Unidos se adjudicó la medalla de oro, que el juego a base de sacrificio y compañerismo no tenía su lugar en el programa olímpico.

"Estamos muy entusiasmados y orgullosos de estar aquí. Ha sido un largo camino desde aquella vez en 1924", afirmó hoy Bill Beaumont, ex rugbier y presidente de la Federación Internacional, la World Rugby, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

El regreso será con un formato alternativo y con diferencias sustanciales respecto al rugby tradicional. Habrá siete jugadores por equipo en cancha, no 15, y cada tiempo durará unos 7 minutos, no 40.

Tal como lo esperaban los organizadores, las expectativas por la presencia del histórico deporte en el calendario de los Juegos fue enorme. Hasta el momento, se vendieron dos tercios de las entradas de todas las jornadas de competencia. Lo que prometerá un estadio lleno para las etapas definitorias.

"Todo el mundo del rugby está muy entusiasmado. Fue un largo camino llegar hasta aquí. Ahora queremos disfrutar y ser parte de los Juegos", explicó el vicepresidente de la World Rugby, el argentino Agustín Pichot.

"Ayer, cuando llegué a Río, sentí una gran emoción. El rugby es una gran familia y luchamos mucho para esto", dijo el ex jugador de Los Pumas.

En la misma línea, Hugo Porta, la gran leyenda del rugby argentino, consideró que el rugby "encaja perfectamente dentro del espíritu olímpico".

"Los valores del olimpismo son valores para utilizar en la vida. Yo creo que el deporte es un vehículo hacia el futuro, una manera de poder expresarse y sentirse libre, cosas que uno defiende en la vida también. Así que no tengo dudas de que el rugby encaja perfectamente dentro del espíritu olímpico", dijo a dpa recientemente.

Habrá grandes potencias mundiales, en general procedentes de Oceanía (ni en el seven hay lugar para la excepción), historias de hermanos que competirán en los torneos de los diferentes sexos, la leyenda de un All Black que realizó con éxito la transición del rugby 15 al seven y una actividad que promete dinámica y entretenimiento para los espectadores.

Nueva Zelanda aparece en escena como el gran candidato a llevarse la medalla de oro. Los All Blacks son los actuales campeones mundiales de la especialidad en el torneo masculino y en el femenino (ambos disputados en Moscú, en 2013) y son los máximos ganadores de las Series Mundiales del campeonato masculino, con 12 títulos.

Sin embargo, el campeón de las últimas dos ediciones de ese certamen es Fiyi, también presente en el torneo de hombres.

Respecto a los conjuntos hispanoamericanos, España y Brasil son los únicos quee estarán representados en ambas competiciones. Argentina formará parte del campeonato de hombres, mientras que Colombia participará del torneo femenino con sus denominadas "Tucanas".

"A través de los Juegos, muchos países del mundo no anglosajón también van a poder interesarse en el rugby", reflexionó Pichot.

Mañana se iniciará el campeonato femenino, en el que España se dará el lujo de jugar el partido estreno de la especialidad contra Francia y más tarde lo hará ante Nueva Zelanda. Por su parte, las colombianas debutarán contra Australia y en segundo turno se enfrentarán a Estados Unidos.

Dadas las condiciones de juego y diferencias claras con el formato tradicional, es muy difícil encontrar figuras que hayan compartido la experiencia del primer nivel del formato de 15 y el de seven.

La excepción y gran estrella del campeonato es la figura de los All Blacks Sony Bill Williams, ganador de dos Copas del Mundo en 15, y quien es tan polifacético que hasta llegó a ganar las seis peleas de peso pesado en las que se presentó como boxeador profesional.

"Como deportista, no hay nada por encima de los Juegos Olímpicos. No hay que distraerse por la magnitud del evento y recordar por qué estamos aquí: para ganar el oro", dijo el astro en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

Sonny Bill Williams compartirá además la experiencia con su hermana Niall, quien integrará el llamado "Seven Sisters", del rugby femenino neozelandés. La misma suerte correrán los hermanos españoles Bárbara y Pol Pla.

El paso del campeonato parecerá fugaz. Cada competición durará sólo tres días. En ese lapso, se jugarán unos 34 partidos por cada torneo. Sin embargo, la emoción será enorme. Casi 100 años después, el rugby podrá volver a disfrutar de un sueño olímpico y esa emoción no podrá ser derribada por ningún tackle.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído