El software neuquino que llega a los pozos del mundo

Eximo es una empresa neuquina que con sus desarrollos pasó de proveer servicios en la provincia a nueve países.

Sofía Sandoval - ssandoval@lmneuquen.com.ar

Además de afrontar grandes inversiones, la industria del petróleo y gas se caracteriza por su fuerte apuesta a la investigación y desarrollo en tecnología con el objetivo de optimizar procesos y mejorar la rentabilidad en la producción. En ese contexto, una empresa neuquina de desarrollo de software consiguió crecer en el rubro hasta exportar sus productos a otros nueves países que también los aplican en su actividad hidrocarburífera.

Claudio Monsalvo y su socia y esposa Carina Velázquez fundaron Eximo en 2001 y comenzaron a desarrollar software con distintas aplicaciones. Sin embargo, la fuerte presencia de la actividad del petróleo y gas los motivó a conocer más a fondo esa industria para desarrollar productos que se adaptaran a las necesidades específicas del sector.

Desde hace 18 años ofrecen herramientas tecnológicas que mejorar la actividad en la explotación de los pozos de la cuenca neuquina, con clientes de renombre que proveen de servicios a las operadoras. “Tenemos aplicaciones que cruzan toda la operación de la perforación, como en el work over o pulling”, detalló Monsalvo, CEO de Eximo.

Ya en sus inicios firmaron contratos con importantes clientes de la industria, como San Antonio Internacional o DLS Archer, que permanecen aún hoy, y que les dieron mayor visibilidad para exportar. Algunos de sus clientes cuentan con sucursales en el exterior y se convirtieron en embajadores de Eximo al aplicar estos productos de software en distintas sucursales del mundo.

“Tenemos el caso de Petreven, que compró nuestros productos y los replicó en ocho sucursales en distintas partes del mundo”, expresó Monsalvo. Sin embargo, aclaró que la fama internacional de la cuenca neuquina también hace un aporte para catapultar su trabajo al extranjero.

AM--Claudio-de-Eximo-empresa-exdportadora-de-software-libre-(13).jpg

“Eximo se especializó en desarrollar aplicaciones que fueron comercializadas en esta cuenca y que trajeron soluciones a estas empresas; es natural que en esta industria se conozcan estas soluciones en un lugar que uno pre considera como remoto”, sostuvo Monsalvo. De este modo, el crecimiento abrupto de Vaca Muerta permitió generar más visibilidad para la cuenca y, en consecuencia, para las tecnologías aplicadas en el sector.

En ese sentido, Eximo pudo expandir su influencia no sólo a las empresas de servicios que trabajan en la cuenca neuquina y que tienen, a su vez, otras sucursales en distintos países del mundo. También llegaron otras compañías de naciones lejanas, como Alemania, México o Estados Unidos, que no operan en Vaca Muerta pero que decidieron comprar sus soluciones informáticas porque consideraron que su eficacia ya estaba probada por los buenos resultados que había obtenido en los pozos de Neuquén.

9 países en el mundo compraron algunos de los productos de Eximo, que lleva casi dos décadas uniendo el desarrollo de software con el conocimiento del funcionamiento de la actividad petrolera.

El crecimiento de Eximo a lo largo de sus casi dos décadas de historia permitió que el proyecto del matrimonio se ampliara para sumar a unos 25 profesionales que trabajan en el desarrollo de distintos productos aplicados a la extracción de los hidrocarburos y que fueron registrados por la firma, como eXimoDrill, que hace la gestión integral de los pozos y las certificaciones; IQuality, aplicado a la seguridad y ambiente; IFluidos, que controla la inyección de fluidos en los pozos y hasta ICarrier, que sirve para controlar la logística y el montaje y desmontaje de los pozos.

Para el futuro, Eximo espera hacerse más fuerte en el mundo, a sabiendas de que la industria tiene sus vaivenes y que, en sus períodos de fortaleza, hace una fuerte inversión en tecnología que les permite a los profesionales de la firma neuquina apostar fuerte a la investigación y desarrollo para diseñar nuevas soluciones que mejoren la rentabilidad de la actividad hidrocarburífera.

5 productos comercializa Eximo. Son softwares vinculados a la gestión de distintos aspectos de la actividad, que van desde el montaje de las torres a la inyección de fluidos y el control de la seguridad e higiene de los pozos.

“La tecnología y la investigación necesitan capital y, cuando hay capital, esta industria demanda mucha tecnología, porque les permite ahorrar tiempo y costos, y eso es vital para que sea sustentable”, concluyó el empresario.

Buscan fomentar el interés por las carreras de informática

Claudio Monsalvo, CEO de Eximo, lleva casi dos décadas desarrollando software desde Neuquén y para la extracción de hidrocarburos en la cuenca neuquina. Según expresó, la región es una plaza “nada despreciable” en su nivel de conocimientos para la producción de soluciones informáticas.

17 empresas eon socias de Infotech, una asociación que une a las firmas que se dedican al desarrollo de software y que trata de unir sus trabajos con los fomentos del Estado y el aporte del mundo académico.

Según expresó, en Neuquén hay más de una decena de empresas que se dedican al desarrollo de software y “hay mucho talento y recursos humanos calificados” para este fin. “Argentina es país reconocido por su talento en desarrollo de nuevas tecnologías de informática, pero podría haber más”, aseguró Monsalvo.

AM--Claudio-de-Eximo-empresa-exdportadora-de-software-libre-(16).jpg

En ese sentido, señaló que es bajo el nivel de los jóvenes por elegir carreras de este tipo, como la Licenciatura o la Ingeniería en Sistemas, que son profesiones altamente demandas en todo el mundo. “Cuesta mucho conseguir profesionales vinculados a desarrollo de software”, expresó el empresario y aclaró que desde la entidad Infotech, que nuclea a estas empresas de tecnología, se trabaja en conjunto con las universidades

para apostar a la formación de nuevos estudiantes que cubran el déficit de recursos humanos de la actualidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído