El clima en Neuquén

icon
21° Temp
59% Hum
La Mañana Las Lajas

El sueño de Julián de llegar desde Las Lajas al fútbol grande

Tiene 12 años y todas las ganas de consagrarse en el fútbol nacional. Hace días junto a otros tres compañeros quedó seleccionado para participar de una prueba en la Academia de Javier Mascherano.

Hay sueños que dejan de ser imposibles cuando se los persigue de corazón y con el alma puesta en cada paso. No hay edades, tiempos ni lugares para los sueños. Lo que cuenta verdaderamente son las ganas y la pasión que se ponen a disposición para transformarlos en realidad. Así lo piensa Julián Rivera y toda su familia en Las Lajas. Desde esta ciudad del centro neuquino se encendió la llama de un sueño y el tiempo será testigo de hasta dónde llegará prendida.

Julián tiene 12 años y se para en la cancha de fútbol como el 9 del equipo. Quizás por coincidencia del destino como el 9 del “equipo de hermanos”, ya que es el noveno hijo que le entregaron a esta tierra lajeña sus padres Verónica Ñancupe y Ricardo Roberto Rivera. Es el menor de siete varones y dos mujeres.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Neuquén, Verónica señaló con orgullo: “Soy la mamá de Julián de 12 años de edad, es el número 9 de mis hijos, es el más chico. Hemos estado viviendo cosas muy lindas de lo que es el fútbol con él. De chiquito mostró su pasión por el fútbol, de jugar, de estar, de ir a entrenar. Empezó a jugar en los equipos de barrios, venía un entrenador a buscarlo, después venía otro, él no tiene problema en jugar con los equipos de la localidad, los conoce a todos”.

julian las lajas2.jpg

Agregó que “tiene amigos en distintos equipos y siempre que lo invitan, mientras su equipo no juegue, él juega, no tiene problema para nada. Él es muy compañero, es amigable, tiene muchas amistades. Todo el mundo después de los partidos me dice "que bien juega tu hijo", "ese chiquito es tu hijo?". La verdad que yo estoy muy orgullosa de él”.

El comienzo de un gran camino

“Un día llegó Seba Guzmán, un profe de la localidad, donde lo quería llevar a su escuelita privada llamada La Carlota, donde juega desde los 10 años y actualmente sigue jugando, ahí también están sus compañeros que quedaron seleccionados donde están Dani y Franco. Él no tiene problema en jugar en el equipo que lo inviten, él mientras juegue al fútbol, no tiene problema”, remarcó Verónica.

Más adelante, mencionó las cualidades humanas de su pequeño hijo. “Todos estamos orgullosos de Julián porque es un nene respetuoso, cariñoso y solidario. La verdad no sabemos hacia dónde vamos pero siempre vamos a acompañar el sueño de Juli y de nosotros como familia”, dijo.

julian mama las lajas.jpg

Por otra parte, Verónica relató un duro momento familiar. “La vida nos jugó una mala jugada a nivel familiar donde el año pasado en mayo perdimos a su papá por el coronavirus. Él era empleado de salud, así que nos costó mucho y aún nos cuesta superar. Aunque sabemos que desde el cielo nos ayudara y acompañara a su hijo por que el sabía que su hijo era muy bueno en el futbol”, relató. La mamá contó que tuvo un matrimonio de 35 años con Ricardo.

A continuación, mencionó que toda la familia está hoy detrás de la ilusión de Julián. “Decidimos como familia juntar el dinero entre todos. Gracias a Dios somos una gran familia abuelos, tíos, hermanos. Todos vamos a hacer un esfuerzo económico para que Juli pueda ir a hacer su prueba a Buenos Aires”, explicó.

Julián y su admiración por Messi

El pequeño futbolista lajeño es admirador de Messi. “Siempre me gustó como juega él. Es un capo en el futbol”, dijo. Sobre su pasión por el balompié dijo que “a mí me gusta mucho el fútbol porque siento que comparto más con mis amigos, es un deporte muy sano y me gusto mucho desde que empecé a jugarlo. Mi hermanos antes jugaban al fútbol pero después crecieron y ya hicieron su familia pero siempre me decían que juegue al fútbol que es un deporte muy lindo”.

julian prueba.jpg

Contó que está feliz por esta nueva oportunidad que se le presenta de ir a probarse a Buenos Aires, aunque reconoció que “ya me fui a probar a algunos clubes. Fui a River que vino a Loncopue, también a Lanús. Me dijeron que jugaba muy bien y eso me alegró mucho y me alentó a seguir este camino”. Sobre de qué equipo de fútbol es hincha remarcó que “la mayoría en mi casa son de Boca pero mi mamá es de River, así que decidí ser de River”.

El profe

Cristian Mella, es docente y entrenador de fútbol en Las Lajas.Hace alrededor de siete años armé una escuelita de fútbol en la ciudad. Primero que nada soy profesor de educación física en la escuela primaria 170 y en el IFD 7. Estuve en Loncopue trabajando también en la Asociación Deportiva. Acá en Las Lajas, junto al profesor Matías López, armamos la escuela de Los Lobos. Con él venimos trabajando desde hace un tiempo con los chicos. Esto de hacer pruebas surgió hace un tiempo a raíz de una prueba que se hizo en Loncopue donde quedó seleccionado mi hijo Mauro. A partir de que pudo viajar a Bs As, yo hice contacto con el captador de talentos Miguel Alberto “Beto” Ramírez”, expresó.

A partir de que esa gran puerta se abriera, otros chicos comenzaron a soñar con la misma oportunidad. “Cuando empezamos a hacer viajes, “Beto” Ramírez me dio la posibilidad de ver a otros chicos de mi escuelita teniendo así la oportunidad de viajar a la escuela de Mascherano como a varios clubes de Buenos Aires. Ese contacto se mantuvo y hace un tiempo organizamos hacer la prueba acá en Las Lajas. Yo no quería que quede solo mi escuela sino que todos los chicos de Las Lajas sean parte de una prueba, así que el fin de semana pasado lo hicimos acá en Las Lajas, vinieron chicos de otras escuelas, de otras localidades. Fue una linda experiencia para todos”, resaltó Mella.

Por último, destacó los viajes que están organizados para que tanto Julián como los demás chicos seleccionados puedan viajar para dar un paso más en sus grandes sueños. “Ya están programados dos viajes, uno el 12 de diciembre que van tres chicos de Las Lajas (Franco Román, Julián Rivera y Daniel Cides) y uno de Plaza Huincul (Francisco Tapia) y en febrero van chicos de Las Lajas y Zapala. Por el contacto fluido con el captador pudimos traerlo afortunadamente a Las Lajas. Yo no me dedico a la captación, solo tengo la escuelita de formación deportiva, pero la idea es que los chicos puedan viajar, que puedan probarse. El sueño es para todos y ojalá alguno o todos puedan llegar a hacerlo realidad. Es mi mayor deseo como profesor, entrenador y vecino de Las Lajas”, finalizó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario