Ellos también deben pasar el invierno

Claves para cuidar a tu perro en épocas de bajas temperaturas y de peligros de enfermedades.

El frío va en aumento a medida que se acerca el invierno, y en estos días superhúmedos y lluviosos en Neuquén, cuidar a nuestros perros de las bajas temperaturas y de las enfermedades es algo a lo que le debemos prestar mucha atención.

Una de las claves es asegurarse de que el material de cama esté caliente y bien colocado. Las mantas con las que duermen son un aspecto importante a la hora de mantener a un perro caliente durante el invierno. Si tu mascota duerme en el suelo o en algún lugar con corrientes, es bueno elevar la cama colocándola sobre una plataforma baja elevada unos cuantos centímetros del piso.

No te olvides de proporcionarle calor en las noches frías. Esto es especialmente importante para los perros viejos. Considerá usar una cama con calefacción o una bolsa de agua caliente. Una vez que se dan cuenta de lo cómoda que se siente una cama con calefacción, la mayoría de los perros la acepta e incluso anticipa que se los arrope en la noche.

Los más viejos en particular se ponen rígidos en el clima frío. Mantener el calor alrededor de sus articulaciones puede ayudar en gran medida para su comodidad. Nuevamente, las cosas simples pueden ayudar, como colocar una manta gruesa sobre el perro una vez que se haya acostado.
También es clave limpiar y cambiar el material de cama regularmente. Esto reducirá las pulgas, los gérmenes y el desorden. Esto es especialmente importante durante el invierno, cuando los insectos buscan cualquier lugar cálido que puedan encontrar.

10 a 15 minutos: Lo que se puede poner en una secadora el suéter de tu perro antes de colocárselo.

Usar opciones de ropa canina para situaciones particulares también ayuda a combatir el frío. Es especialmente buena para los perros pequeños, aquellos que no tengan el pelaje largo y para los perros viejos o enfermos. Una de las señales clave de que tu mejor amigo pueda necesitar un poco de ropa es si está tiritando, tal como un ser humano.

Las chaquetas, las mantas con mangas y los suéteres pueden comprarse o confeccionarse para un perro de cualquier tamaño. Para los inviernos más húmedos, es posible que quieras colocar una capa impermeable sobre la parte superior, pero asegurate de que sea respirable y esté seca antes de usarla. Es una buena idea tener varias prendas de forma que puedas tener algunas lavándose, otras secándose y a otras listas para usarse.

Buena comida y lugar seco

Por Sergio Gómez (veterinario)


El frío y la humedad van de la mano a la hora de enfermar a nuestras mascotas. Por lo tanto, el lugar donde vamos a dejarlas tiene que ser calentito y seco. De esta forma nos ahorraríamos una consulta con nuestro veterinario. En esta época los virus respiratorios están más presentes en el ambiente y si no prevenimos con vacunas es muy probable que se resfríen o les agarre tos (famosa tos de la perrera) que es una tos seca y muy molesta para el oído del dueño, y además es muy contagiosa entre los animalitos (cuando empieza a toser uno arrancan después los otros). Otro problema que ocasiona enfermedad es dejarle puestos los abrigos cuando se mojan. En estos días tan húmedos, si tiene uno sacáselo ya que no deja actuar al manto protector que es su pelo. No te olvides de que el pelo de tu mascota es la que regula la temperatura del cuerpo y es un excelente aislante, y si tiene esos buzos mojados es imposible que puedan mantenerse secos y calentitos. Controlalo y una consulta con su veterinario no le vendría mal. Yo te aconsejo que una buena comida y un lugar seco es lo mejor que podés hacer por él en este invierno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído