En qué invertir en tiempos de restricción e inflación

Dos especialistas financieros recomiendan qué estrategias de inversión seguir.

Por ERNESTO NIMCOWICZ

 Las opciones en títulos públicos y también en inversiones no tradicionales como pooles de siembra y fideicomisos deportivos.
 
Neuquén >
Si bien la mayor parte de los neuquinos con altos ingresos o capacidad de ahorro se volcaban tradicionalmente a la compra de dólares o de inmuebles como opción de inversión, las restricciones a la obtención de divisas por parte del Gobierno obligan a este segmento de inversores a repensar sus estrategias. La Mañana de Neuquén consultó a dos expertos financieros para ver qué alternativas no convencionales se presentan para personas con ahorros de entre $50.000 y $100.000.
El escenario internacional y local se presenta complicado, por tal motivo todas las recomendaciones de los analistas de bolsa apuntan a títulos públicos, muchos de ellos en dólares nacionales y provinciales. Si bien ninguna alternativa de inversión protege contra la inflación del 25%, algunos títulos pagan en dólares o valores atados al dólar.
Pero además hay otras alternativas de inversión no tradicionales que van desde los pooles de siembra (de soja y maiz) hasta fondos donde se invierte en la tenencia de algún jugador de fútbol.
Agustín Trella, portfolio Manager de la sociedad de bolsa Puente Hnos., explicó a este diario que “para los próximos meses debido a la alta volatilidad internacional no recomendamos el posicionamiento en acciones (renta variable) sino en una cartera más conservadora de renta fija (bonos)”.
El portafolio de títulos recomendado por Trella incluye un 25% de bonos dólar linked (como los emitidos por la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y Buenos Aires), un 25% de bonos soberanos, 25% de bonos provinciales con garantías hidrocarburíferas (como el de Neuquén 2021 o el de Salta 2022) y un 25% de bonos corporativos de empresas (como Arcor o Petrobras Energía).
Trella explicó que los bonos denominados “dólar linked” son títulos en pesos pero que tienen la particularidad de que se pueden suscribir en pesos y siguen al tipo de cambio oficial de la moneda estadounidense.  En este momento de restricción de compra de dólares permite el mismo efecto que con la compra de paquetes turísticos en pesos a valor del dólar oficial. Este año se emitieron tres títulos de ese tipo, el de la ciudad de Buenos Aires, el de la provincia de Buenos Aires y el de Córdoba. El de la provincia de Buenos Aires rinde 7% en dólares y el de Córdoba   9,60% en dólares.
Con respecto a los bonos soberanos recomendados por Puente, el Boden 2015 y el Bonar pagan el 7% de interés anual aunque la TIR (Tasa Interna de Retorno) al cierre de este informe estaba en el 14% anual.
En tanto, los bonos corporativos (también conocidos en el pasado como obligaciones negociables), en Puente destacan que hay algunos papeles interesantes como el de Arcor 2017 y el de Petrobras Energía 2017. Se trata de papeles en dólares que pagan 6,32% y 5% respectivamente.
Un bono neuquino en dólares y otro de Salta figuran entre los que mejor rendimiento ofrecen y por eso se los incluye dentro de la cartera total. Se trata del Neuquén 2021 (con una TIR del 13%) y el Salta 2022 (con una TIR del 14%). El atractivo de estos papeles es que se trata de títulos con garantía hidrocarburífera.
Un punto que se debe aclarar es que para quienes estén interesados en armar este tipo de portafolios de inversión en base a bonos deben considerar que se trata de una apuesta a mediano plazo.
Más allá de que el denominado cupón de PBI fue una de las vedettes del mercado de los últimos años y que tuvo retornos espectaculares, en Puente no lo recomiendan para este año por la alta volatilidad. Una de las ventajas de este título es que en diciembre próximo pagará por el crecimiento de 2011, y el gobierno de Cristina Kirchner ya adelantó que pagará en dólares. El cupón en dólares (denominado TVPA) cotizaba el cierre de este informe a $68,40 y en diciembre pagará u$s 6 por cada cupón por el crecimiento del año pasado. Y para el de pesos se estima que pague unos $9,20.
 
Otras alternativas
Mariano Otálora, especialista en temas financieros y autor del libro “Inversiones para Todos”, explicó que en la actualidad hay muchas alternativas de inversión que la gente desconoce y que permiten ganar más que un plazo fijo. Entre ellas, Otálora destaca algunas conocidas como la compra de tierras para desarrollos inmobiliarios o productivos, pero otros no tanto como la inversión en pooles de siembra y hasta la participación en fideicomisos deportivos que apuestan a descubrir algún futuro crack que pueda ser vendido.
Según Otálora, el contexto de restricción a la compra de dólares cambió un poco el panorama aunque “las alternativas de inversión son las mismas. Lo que cambia es el costo de oportunidad. La gente a pesar del contexto tiene que seguir invirtiendo y ahora más que nunca”, indicó.
En su visión, la tierra siempre ha generado buenos rendimientos a largo plazo. Una alternativa es comprar las que el día de mañana se transformen en tierras productivas.
Con respecto a la construcción, Otálora cree que las restricciones a la compra de divisas ha hecho que quien tenía el terreno y guardó dólares “hoy la construcción le resulte más barata.  En cambio, el que guardó pesos es más pobre”. De todas formas, para los que buscan comprar o construir y tienen dólares, cree que igual es un momento que exige inversiones defensivas ya que puede ser que le tomen el dólar al valor del blue $6,50 aunque puede subir más o bajar. Por tal motivo para el actual contexto recomienda “en lugar de gastar la plata mantener el poder adquisitivo del dinero. Y para eso es preferible ir a inversiones productivas”.
En el sector agropecuario, recordó que hay cientos de pooles de siembra que permiten a un pequeño inversor incursionar en la producción de soja, maíz o trigo. Los precios de la soja y el maíz están por las nubes debido a la sequía en el hemisferio norte y ya se anticipa un récord de producción para Argentina el año que viene. También hay algunos que combinan la agricultura y la ganadería. A los pooles de siembra se puede ingresar con $20.000 y dejan un rendimiento promedio del 18%.
Otra apuesta es la inversión en fideicomisos deportivos con jugadores de fútbol o de otras disciplinas. En general se apunta a jugadores que están al inicio de su carrera y se busca encontrar a un pequeño Leo Messi con el cual dar el batacazo. Para invertir en este tipo de fideicomisos en general arrancan a partir de los u$s  5.000. Siguiendo un poco lo que fue el fondo de Boca Juniors (que cotizaba en Bolsa) éste en realidad es cerrado y se establece un determinado grupo de personas que tiene por ejemplo un porcentaje de ese jugador. Obviamente que se trata de una apuesta que no está exenta de riesgo.
Con respecto a invertir en automóviles, una de las opciones que la mayor parte de los argentinos piensa para escaparle a la inflación,  Otálora no cree que sea tan buen negocio. “Un auto no te cubre contra la inflación. Una cosa son los importados donde claramente se podía hacer una diferencia pagando al valor oficial.  Pero en el caso de un auto cuyo valor es de $50.000 y se vende en $55.000 al año siguiente no es tan buen negocio. Además, el auto tiene gastos anuales de entre $15.000 y $20.000 que muchas veces no se tienen en cuenta al hacer el análisis”, recordó.

Deja tu comentario


Lo Más Leído