Error fatal: En vez de suero, le inyectaron formalina y la embalsamaron viva

Una mujer rusa murió tras recibir una sustancia que impide la descomposición de los cuerpos. La familia denunció a los doctores, luego de que intentaran ocultar el hecho.

Una mujer de 27 años falleció en Rusia por una falla multisistémica luego de que, por un error médico, le administraran formalina en lugar de suero.

La formalina es un químico usado normalmente para embalsamar cuerpos y evitar la descomposición de los tejidos.

Ekaterina Fedyaeva fue al hospital para someterse a una cirugía rutinaria cuando, por error, los médicos le inyectaron formalina. Debido a esto, la joven sufrió dolores y convulsiones durante dos días y al tercero entró en coma, por lo que tuvo que ser conectada a un soporte vital.

"Comenzó con un dolor y luego convulsiones. Temblaba a tal punto que ni siquiera lo puedo describir", señaló Galina Baryshikova, la madre de Ekaterina.

"Ningún médico fue a verla. No teníamos ni idea de qué era la formalina y ahora sé que estaba matando a su cuerpo desde dentro. Quienes le realizaron la cirugía sabían que le habían inyectado algo mal y debían haber tomado medidas urgentes, pero no hicieron nada", dijo desconsolada Baryshikova.

Los especialistas les aconsejaron que se fueran a descansar a casa, pero el estado de la joven empeoró drásticamente y fue trasladada a cuidados intensivos.

“Les supliqué que me ayudaran, que es mi única hija, pero creo que solo querían que me fuera y ocultarlo todo"

“Les supliqué que me ayudaran, que es mi única hija, pero creo que solo querían que me fuera y ocultarlo todo. Estuvo con la formalina en el cuerpo durante 14 horas después de la cirugía y los médicos no hicieron nada”, explica Galina.

Su madre fue a buscar ayuda médica y descubrió a los médicos en una reunión “discutiendo cómo decirnos que habían cometido un terrible error”. Finalmente le dijeron que se había producido un error médico y que estaba en coma. También le explicaron que su corazón, hígado y pulmones habían dejado de funcionar, por lo que Ekaterina estaba conectada a un respirador artificial.

Posteriormente, la trasladaron a una clínica regional y fue allí donde un médico informó a los padres de Ekaterina que le habían inyectado formalina por error. Utilizaron más de cincuenta medicamentos para intentar salvarle la vida y, al ver que nada funcionaba, la derivaron al Hospital de Moscú, donde falleció el 7 de abril a causa de un fallo multiorgánico.

Por su parte, las autoridades han puesto en marcha una investigación para esclarecer los hechos y descubrir por qué se ha cometido el error de inyectarle formalina y por qué nadie intentó salvarle la vida desde el primer momento.

LEÉ MÁS

Le arruinaron la vida por un error durante la anestesia

Investigan una muerte por una supuesta mala praxis

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído