Éxtasis total

Ante ocho mil personas Andrés Calamaro cautivó al estadio Ruca Che, donde aprovechó para dar a conocer nuevas canciones de su mas reciente placa: "On the rock", además de viejas "perlas".

Con entradas agotadas, los seguidores del "Salmón" comenzaron arribar al oeste neuquino para reencontrarse después de dos años.
 
Neuquén > Con un caluroso estadio Ruca Che que vivió como nunca diferentes estados de ánimo, que fueron de la excitación total hasta algunos picos de emotividad, Andrés Calamaro no defraudó a ocho mil personas....sí ¡ocho mil! que anoche arribaron para reencontrarse con  su ídolo, que en cada visita desde España se encarga de revolucionar cada localidad por donde pase. Es que en estos últimos años la devoción por Andrés -denominación afectuosa de sus fans- se ha acrecentado y manifestado a lo largo y ancho del país. En cada vuelta su público no falta a cada cita con el denominado “El Salmón”, por eso las localidades se agotan a horas de su show.
 En su segunda visita a la ciudad después de su última actuación en el estadio del club Independiente en 2008, el estadio Ruca Che no fue la excepción .-en la tarde del pasado jueves no había más localidades disponibles- y dejó a las claras por qué Calamaro tiene ese poder de convocatoria "divina" que muy pocos solistas gozan. Como no podría ser de otra forma el “templo” del oeste neuquino se vio colmado por sus fieles, que  sobre el final, de un show de más de dos horas, corearon de forma despojada “Paloma”, “Te quiero igual”, “Crímenes perfectos” y “Flaca”, obras cumbres y efectivas  que nunca faltan en cualquier repertorio en vivo.
De forma puntual y ya sin ese look de "porra" enrulada, Calamaro sorprendió con una breve intro de Jumpin Jack Flash de The Rolling Stone, para dar paso y al posterior estallido del público con "El salmón". Ese tema que su amigo Carlos Solari registró  en un disco tributo "Escuchame entre el ruido" (2006).
Sin dar descanso el aire de Los Rodríguez arribó con "Mi rock perdido", para satisfacer más a un público que por cierto tuvo una rápida exitación.
Para bajar los decibeles y seguir cautivando a un Ruca Che que se vio como nunca, el ex Abuelo de la Nada se despachó con "Carnaval de Brasil" y así robarse el encanto y enamoramiento de  la parcilidad femenina.
 
Lo nuevo
Próximo a editar "On the rock", placa que saldrá a la venta el 1 de junio,  Calamaro comenzó a recorrer su nuevas canciones. "Todos se van" fue el primero en ver la luz  para que seguidamente suene "Los divinos", primer corte del disco que se encuentra en plena difusión. Luego fue el turno de "Me envenenaste".
Después de seguir con atención las nuevas obras de "El cantante" la tribu "calamaresca" volvió  al alegre carnaval con "Mi enfermedad", temas que le dio a Fabiana Cantilo cierta resurrección al pricipio de la década del 90.
Poco acostumbrado a incluirla en su grilla de tema, Calamaro nuevamente dio la sorpresa tras comenzar los primeros acordes de "Algún lugar encontraré", tema que escasas veces interpreta y que inmediatamente se asocia a "Caballos salvajes", exitoso filme de Marcelo Piñeyro.
Promediando la noche y con una multitud enérgica, feliz y completamente satisfecha, "Me arde" y la esperada "Paloma" fueron cerrando un show, que llegó a su punto culminante con "Estadio Azteca", "Crímenes perfectos" y "Flaca". Una vez más, Andrés Calamaro se mostró en forma. De una manera impecable. Que lo tiene hoy en su mejor versión para que el éxtasis sea total.

Deja tu comentario


Lo Más Leído