El clima en Neuquén

icon
28° Temp
7% Hum
La Mañana Neuquén

Frenaron la demolición de una casona histórica de Neuquén

Pertenecía a los Rosa, una familia pionera, y había sido declarada como patrimonio arquitectónico.

La demolición de una vieja casona de Neuquén, construida a principios de la década del 30, fue interrumpida este miércoles por la Municipalidad capitalina, debido a que el edificio había sido declarado patrimonio arquitectónico de la ciudad en 1991.

Se trata de la propiedad que alguna vez perteneció a José Rosa y su esposa Celina Hervir - pioneros de la región.

Te puede interesar...

La casona fue construida en 1932 ocupando dos lotes en la calle Ricchieri al 177. Fue José Rosa quién diseñó y trabajó como director de la obra, según recordó la historiadora Elsa Bezerra en un artículo publicado en Lmneuquen, en 2021. El edificio se hizo con pisos de madera y mosaicos y contaba con los servicios de agua corriente. “Su estilo tiene muchos de los elementos utilizados en las construcciones ferrocarrileras. Cubierta de chapa de zinc galvanizada. Su fachada presenta varios cuerpos escalonados. Su cubierta tiene diferentes pendientes, enriqueciendo el volumen del edificio”, describió la arquitecta Liliana Montes Le Fort, cuando realizó un relevamiento de edificios históricos de la ciudad.

Este miércoles vecinos del barrio Belgrano que viven en inmediaciones de la casona, fueron los que comenzaron a viralizar los trabajos de demolición que se estaban haciendo en el lugar y e enviar mensajes a los medios de comunicación para dar a conocer la noticia.

Demolieron la casa de la Familia Rosa (6).JPG

“Siento mucha tristeza. La casa está construida desde 1932. La parte que derrumbaron es la sala y el comedor. Es patrimonio del barrio y de la ciudad”, dijo Mabel Nacimiento, vecina del lugar.

“Lo que nos convoca acá es ver que nuestra historia y que mañana haya un gran edificio”, indicó la mujer.

Pasado el mediodía, funcionarios municipales llegaron hasta el lugar en compañía del escribano Juan Pablo Kohon para labrar un acta y frenar los y trabajos. Luego realizaron una recorrida por el terreno para documentar el estado en que había quedado el edificio.

Demolieron la casa de la Familia Rosa (1).JPG

Historia

José Rosa fue uno de los siete hermanos que arribaron desde la provincia de Buenos Aires a la región a principios del siglo pasado para establecer un proyecto agrícola ganadero.

Primero llegaron a Neuquén José y Francisco en busca de tierras para arrendar, con ansias de trabajo y una firme voluntad de trazarse un porvenir mejor, según recordó Bezerra.

Durante 1910 arribaron los otros hermanos, Pascual, Fausto, Ricardo, Laurentino, Justo y, siete años después, Nicolás.

En 1917, Francisco arrendó un campo y se asentó en la provincia de Buenos Aires. En los primeros años, los dos carromatos fueron utilizados para transportar desde la estación del ferrocarril hasta la vivienda donde se asentarían, muebles y enceres de la gente que venía a instalarse en la ciudad, siendo este medio el primer servicio fletero de la ciudad. También los utilizaron para transportar materiales de construcción.

La firma Pascual y José Rosa fue dueña de grandes extensiones de campo en la zona de Plottier, Laguna del Toro, localidad que luego tomó la denominación Senillosa y China Muerta. Según un inventario de hacienda realizado por Pascual en 1919 poseían 223 vacunos, 140 lanares, 160 cabras y 92 yeguarizos, los que se fueron incrementando con ejemplares que compraban regularmente.

Esa fracción de tierra correspondiente a la quinta 37 fue propiedad de don Casimiro Gómez, mediante distintas ventas pasó por varios dueños y su última propietaria fue doña María Marocco esposa de don José Fava, quien se la vendió a Francisco Rosa, con fecha 21 de octubre de 1924. Francisco, al radicarse en Buenos Aires, se la vendió a sus hermanos Pascual y José Rosa, mediante escritura del escribano Alberto C. Eguren.

Demolieron la casa de la Familia Rosa (3).JPG

En ese predio ubicado en el barrio Belgrano construyeron el galpón donde funcionó la jabonería. Allí fabricaban jabón en barra y la llamaron "la jabonería". Además, producían lejía. Se instaló un criadero de cerdos, molienda de maíz y otros granos con una máquina manual, se armaron las caballerizas y se cerró todo el perímetro de la chacra 37, se construyen dos piletas para saladero de cueros, una chanchería y un galpón en que se guardaba pasto, maíz y otros granos y todos los elementos de trabajo que acompañaban el abastecimiento de carnes y fábrica de embutidos.

El matadero municipal les proveía la grasa para la fabricación del jabón y en tarros les reservaban la sangre proveniente del sacrificio de los vacunos para fabricar las morcillas.

La hija de Pascual, Clara, en una entrevista relata que la Sociedad construyó un matadero propio en un predio que identifica como el que en la actualidad está ubicada la Dirección de Turismo frente a la Ruta 22.

La familia Rosa vivió hasta la década del 30 en una casa ubicada en calle San Luis 254.

En 1932 construyeron el Chalet en cuestión que, por estos días, está a punto de desaparecer.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario