Griesa presiona para reponer al BoNY como agente de pago

El juez advirtió que recién dejará sin efecto su resolución de desacato cuando el país reponga a ese banco y dé marcha atrás con la creación del fondo fiduciario.

Buenos Aires (NA) -- El juez de Nueva York Thomas Griesa advirtió que recién dejará sin efecto su resolución de desacato contra la Argentina cuando el país reponga al Banco de Nueva York (BoNY) como agente de pago y dé marcha atrás con la creación del fondo fiduciario del Banco Nación para pagar títulos de la deuda reestructurada en los canjes de 2005 y 2010.

En una nueva decisión polémica, el juez consideró que la Argentina permanecerá en situación de desacato impuesta por su corte hasta que "confirme" al BoNY como agente fiduciario y "termine" con Nación Fideicomisos.

Griesa advirtió que la Argentina se encuentra en situación de "desacato" por lo que consideró la "violación" de "una o más" de sus órdenes emitidas en el marco del juicio con los fondos buitre.

El juez, que accedió al pedido de desacato solicitado por los fondos buitre pero al de pago de una multa diaria de 50 mil dólares, sostuvo que la Argentina "permanecerá" bajo esa figura "hasta el momento en el que cumpla" con esas dos condiciones.

"El desacato continuará hasta que el país reafirme y confirme al Bank of New York Mellon como agente fiduciario de los bonos que se rigen por el fideicomiso, con fecha de 2 de junio de 2005, entre la República Argentina, como emisor, y el Bank of New York, en calidad de fiduciario", indicó el magistrado.

Sostuvo, además, que la Argentina deberá "terminar con Nación Fideicomisos S.A. o cualquier otra persona o entidad que haya sido nombrado o supuestamente designado como fideicomisario para los bonos".

El texto mencionó que la corte distrital "considerará la imposición de sanciones tras posterior aplicación de los demandantes".

La anulación del contrato con el BoNY y su reemplazo por Nación Fideicomisos fue uno de los puntos centrales de la Ley de Pago Soberano recientemente aprobada por el Congreso que el gobierno puso en funcionamiento esta semana para cubrir los vencimientos de deuda del 30 de septiembre último.

Por su parte, los fondos buitre presentaron un escrito ante Griesa donde piden formalmente una multa contra la Argentina.

Está fundamentado en que la Argentina pagó el pasado 66 millones de dólares correspondientes a títulos públicos Par emitidos bajo legislación de Nueva York, utilizando el fideicomiso del Banco Nación.

El abogado Edward Friedman, del fondo Aurelius, realizó la presentación reclamando la aceleración de la aplicación de multas contra la Argentina por haber liquidado ese dinero en Buenos Aires y no en Estados Unidos.

Aurelius menciona en su presentación que el 30 de septiembre la Argentina giró 191 millones de dólares al Banco Nación, en lugar de al BoNY, para concretar los pagos, "desobedeciendo" las órdenes de Griesa.

Según el estudio de abogados que representa a la Argentina, Cleary Gotlieb Steen & Hamilton (CGS&H), Griesa no estaría aún en condiciones legales de aplicar multas, y se especula con que el juez esté dándoles tiempo al país y a los fondos buitre para iniciar una nueva ronda de negociaciones con la participación del mediador en el litigio judicial, Daniel Pollack.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído