«Hay clubes que no colaboran»

Lo dijo el titular de la Unión de Rugby del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, Jorge Izaguirre. «A los árbitros no los inventó la Unión. Los traen los clubes y algunos como Neuquén, no cumplieron», aseguró.

El dirigente se defendió de las críticas por el arbitraje tras los incidentes del sábado en Roca y negó que exista violencia en el juego.   

Neuquén > Jorge Izaguirre, presidente de la Unión de Rugby del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, negó que el rugby regional está envuelto en un clima de violencia tras los hechos suscitados el sábado en el predio de los Rojos, en Padre Stefenelli, y atribuyó la lesión que sufrió el jugador Emanuel Soto (siete puntos en el pómulo izquierdo) al riesgo propio “de un deporte de contacto”.
El dirigente también desmintió las acusaciones del hooker de Neuquén, quien había asegurado que su compañero Luis Marchisio recibió un golpe que le provocó una isquemia cerebral. “Lo único que logran con este tipo de comentarios es desprestigiar algo que cuesta tanto conseguir”, dijo.

¿No le parece preocupante los hechos de violencia que hubo el…?
No, por favor, saque el terminó preocupante porque no es real. Acá, lo que hubo son manifestaciones de un jugador de Neuquén –se refiere a Emanuel Soto- acusando a otro de Roca (Carlos Aroca),  atacando el desempeño de los árbitros y la estructura de la Unión, con un total desconocimiento. Esto le hace muy mal al rugby que tanto nos cuesta mantener.
 
¿Pero hubo un jugador cortado, otro con una isquemia, no le preocupa esto?
Le corrijo. La lesión de Soto es propia de un deporte de contacto dónde se corren riesgos. Puede haber sido una piña, un codazo, una situación de juego. Lo determina el árbitro. Por supuesto que si hay una mala intención nos va a preocupar, porque el corte de Emanuel no es anecdótico, pero reitero, lo intención la juzga el árbitro que es la máxima autoridad del partido. El otro jugador, Luis Marchisio, no recibió un golpe de puño y como consecuencia de ello le vino el infarto cerebral. Esto lo dijo el propio jugador y el parte médico. El recibió una fuerte contracción propia del empuje de un scrum y al tener una columna vertebral con problemas por acumulación de lesiones en toda su carrera, se mareo y tuvo el infarto.
 
¿Qué medidas va a tomar la Unión?
Nosotros no podemos responder al impulso de un jugador.
No es sólo del jugador, su club Neuquén Rugby elevará una nota sosteniendo lo mismo.
Si llega a haber un informe se lo va a atender por los canales que correspondan y en el ámbito que debe manejarse que es el tribunal de disciplina.
Usted dice que los árbitros están trabajando bien, pero hay quejas de todos lados
Es que a los árbitros no los inventó la Unión. Los traen los clubes. Lo que hacemos nosotros es proveerlos de los elementos de capacitación para que vayan mejorando. Pero lo que sucede acá es que no hay compromiso de los clubes. El Neuquén Rugby es un ejemplo. Cuando se les pidió la convocatoria de árbitros, no cumplieron con la cantidad solicitada. Y si las entidades no aportan, no vamos a tener árbitros.

Entonces el arbitraje funciona bien
El cuerpo de árbitros de Primera tiene la capacidad suficiente y contamos con los canales para resolver las situaciones que se nos plantean. Tenemos dos  veedores nacionales. Hay clubes y jugadores sancionados y tenemos la consciencia de actúan con criterio.

Descartan golpe intencional

Neuquén > El primer diagnóstico médico que recibió el jugador del Neuquén Rugby Club, Luis Marchisio, tras sufrir una lesión traumática de la arteria vertebral que le provocó una isquemia cerebral, en oportunidad de desarrollarse el sábado el clásico con Roca, en el predio Padre Stefenelli, descarta que la misma haya sido producto de un golpe.
Incluso el propio jugador en un breve contacto que mantuvo con La Mañana Neuquén, cuando se le consultó al respecto, dijo: “no creo que sea por eso” y se excuso de dar mayores precisiones “porque todavía tengo que hacerme algunos estudios más”.
Cabe recordar que su compañero, Emanuel Soto, responsabilizó del hecho al capitán de Roca, Carlos Aroca, que también –según expresó el hooker- lo agredió a él y otro compañero, Norberto Ipedjkian.
No obstante Neuquén RC presentará una carta a la Unión de Rugby del Alto Valle insistiendo en el hecho y la deficiente atención médica que recibió el jugador de parte del club Roca RC, entre otras cosas, ya que también la misiva cuestiona el desempeño del árbitro Luciano Sapag.
Marchisio empezó a sentirse mareado, en una formación de scrum, tras lo cual fue retirado de la cancha dónde tras continuar con los síntomas y por pedido de un profesional del conjunto azul, fue trasladado a un centro asistencial de Cipolletti.
En la Fundación Médica de Río Negro y Neuquén se le hicieron los primeros estudios. Allí se comprobó, con las placas y el relato del propio Marchisio, que durante el scrum el jugador hizo una fricción y como tiene una columna vertebral desgastada, se comprimió la arteria por el apriete y ahí se produjo un infarto cerebral, lesión que según versiones de los profesionales no deja de ser un traumatismo propio del juego, pero de ninguna manera,  consideran que es producto de una trompada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído