Impulsan alfabetización con método cubano

Se desarrollará en el Museo del Che en San Martín de los Andes para la población urbana, asentamientos rurales de sur de la provincia y comunidades mapuches.

Neuquén > El programa cubano de alfabetización “Yo, sí puedo” abrió ayer un nuevo frente de acción en las instalaciones de La Pastera, Museo del Che en San Martín de los Andes. En la instrumentación del programa participarán además la Casa de la Amistad con Cuba y la secretaría de Desarrollo Humano municipal, precisó el director de prensa de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) nacional, Darío Fuentes.
La iniciativa comenzó a tomar cuerpo en febrero de este año y ayer, cuando se conmemoró el 196 aniversario de la proclamación de la Independencia argentina, se suscribió el acuerdo que pondrá en marcha el plan.
El convenio prevé que la Casa de la Amistad con Cuba aportará la capacitación permanente de los facilitadores, así como el asesoramiento para la planificación, organización, control y evaluación del trabajo.
En tanto que el área de Desarrollo Social de la Municipalidad ofrecerá la información, datos estadísticos y el relevamiento necesarios, y La Pastera cederá sus instalaciones como centro de alfabetización.
Según indicó, el programa abarcará no solamente a la población urbana sino también a los asentamientos rurales de la región sur de la provincia de Neuquén, entre ellos las comunidades mapuches, por ser precisamente las áreas con más alto índice de analfabetismo.
De acuerdo con el censo de población la tasa general de analfabetismo entre los neuquinos alcanzaba un 3,4 por ciento. Entre personas de 30 a 49 años era de 3,1 puntos porcentuales y de 8,2 en los de 50 a 64 años de edad.
El "Yo, sí puedo" llegó en julio de 2003 a la Argentina de la mano de la fundación “Un mundo mejor es posible” y desde entonces  aprendieron a leer y escribir más de 21 mil ciudadanos y seis municipios fueron declarados libres de analfabetismo.
En la actualidad, el innovador método de lecto-escritura está en marcha en una docena de provincias y más de veinte municipios argentinos.
El método, reconocido por la Unesco, fue desarrollado por el Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC) de Cuba y cuenta con catorce versiones, ocho de ellas en español, una en inglés, otra en portugués, además de en creole para apoyar la alfabetización en Haití y en tetum para Timor Leste.
La Pastera -producido y gestionado por ATE- ocupa un viejo galpón en el Parque Nacional Lanín.

Deja tu comentario


Lo Más Leído