El clima en Neuquén

icon
17° Temp
49% Hum
La Mañana jueces

Jueces dejaron en libertad al hombre que violó a su vecina

El fiscal pidió que quedara en prisión preventiva, pero el tribunal rechazó el planteo. Le pusieron una tobillera electrónica y le prohibieron acercarse a la víctima.

Un tribunal integrado por los jueces Raúl Aufranc y Maximiliano Bagnat y por la jueza Leticia Lorenzo, rechazó un pedido de prisión preventiva realizado por el fiscal del caso Adrián De Lillo, respecto de un hombre que fue condenado por haber abusado sexualmente de su vecina y por haberla amenazado con posterioridad en, por lo menos, tres oportunidades. Ocurrió en Villa La Angostura.

El primer hecho por el que fue condenado ocurrió entre el 26 y el 27 de abril de 2020, aproximadamente a las 19:30. Según pudo acreditar el Ministerio Público Fiscal, el condenado abusó sexualmente de su vecina. La víctima fue a la casa del abusador para ayudarlo a cocinar. Ni bien entró, el hombre cerró la puerta con llave y le manifestó sus intensiones de tener una relación sexual con ella. Ante la negativa de la mujer, que intentó irse, el hombre la sometió físicamente, la llevó a la habitación y la violó. Luego, cuando la mujer logró irse a su casa, el agresor, desde una ventana, le indicó que si contaba lo ocurrido abriría la llave del gas y provocaría una explosión en todo el complejo habitacional en el que ambos viven. Las amenazas se repitieron.

Te puede interesar...

La semana pasada, el hombre fue declarado culpable, pero hasta este martes, por cuestiones burocráticas, no le habían impuesto ninguna medida cautelar .El fiscal pidió la detención del sujeto y luego, en una audiencia, pidió que se le imponga la prisión preventiva por tres meses. Fundamentó su pedido asegurando que existe peligro de fuga y que la víctima y su familia están en riesgo permanente con esta persona libre.

Respecto del peligro de fuga, sostuvo que se incrementa a partir de la declaración de responsabilidad y de la pena en expectativa a la que se enfrenta. También que por las características geográficas de la zona cordillerana tendría más posibilidades de evadirse y, finalmente, que durante un cuarto intermedio, en la última audiencia el condenado manifestó su intención de dejar la sala, en disconformidad con lo que estaba ocurriendo.

En relación con el riesgo respecto de la integridad de la víctima y de su entorno, el fiscal recordó que la condena no solo fue por el abuso sexual, sino también por las amenazas que, justamente, se produjeron para buscar “el silencio” respecto de la situación de abuso. Con un pasaje de la sentencia del juicio, De Lillo refirió la primera amenaza, el hombre tocó la ventana de la casa de la víctima y le dijo que se quedara callada para luego advertirle: “Mirá que no tengo problema en, cuando vos estés durmiendo, abrir el gas y hacer volar todo”.

Desde la defensa se pidió rechazar la solicitud de la fiscalía y se planteó la posibilidad de que el condenado realice presentaciones diarias ante una comisaría, que se le coloque una tobillera electrónica, que se le prohíba acercarse a menos de 300 metros de la víctima y que no pueda salir del país .

Los jueces se volcaron por el planteo de la defensa, ordenando las medias cautelares propuestas por ésta, y rechazando la de la fiscalía. El tribunal valoró que el condenado no tiene vigentes medidas cautelares desde diciembre de 2021 y que, sin embargo, no ha ejercido actos de violencia respecto de la víctima ni ha intentado fugarse.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario