El clima en Neuquén

icon
28° Temp
29% Hum
La Mañana Cámara de Diputados

La ampliación de la Corte Suprema tendrá un duro segundo round en Diputados

El oficialismo no tiene los votos en Diputados para sancionar la ampliación del máximo tribunal. El antecedente del Consejo de la Magistratura y los temas judiciales pendientes que se acumulan en la Cámara Baja, donde la oposición pone a prueba una mayoría circunstancial.

Desde el jueves por la noche, cuando el Senado aprobó el proyecto de ampliación de la Corte Suprema, comenzaron los cálculos sobre las chances que tendrá en la Cámara de Diputados, donde el oficialismo no tiene los votos para transformarlo en ley. El proyecto plantea que el máximo tribunal tenga 15 miembros y fue producto de una negociación con aliados provinciales. Producto de la falta de votos, el oficialismo redujo sus expectativas y aceptó reducir la composición original, que había establecido en 25 miembros con un proyecto que contó con el respaldo de 16 gobernadores peronistas.

El giro que recibirá Diputados concentra dos meses de negociaciones . También hubo un amague fallido de sesión a principios de agosto. Fue luego de una durísima batalla legislativa para aprobar la reforma del Consejo de la Magistratura, que pasó a la Cámara Baja y no puede avanzar por la falta de votos. Con ese mismo entramado de apoyos, el interbloque del Frente de Todos buscó llevar al recinto el texto hace 50 días y se encontró con que no contaba con los respaldos suficientes porque el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá se fue de viaje al exterior para manifestar su desacuerdo porque habían ignorado su propuesta de elevar a nueve la composición. Lo mismo sucedió con el rionegrino Alberto Weretilneck que había impulsado un texto con 16 miembros y no estaba dispuesto a aceptar una estructura mayor.

Te puede interesar...

También había otro, que resultó ordenador de la negociación. La neuquina Silvia Sapag, del Frente de Todos, había presentado una propuesta para elevar la cantidad a 15 con representación federal y no menos de ocho miembros del mismo género. Finalmente fue la salida que catalizó las discrepancias porque tenía coincidencias con Weretilneck y también con la riojana Clara Vega, que llegó al cuerpo con la boleta de Juntos por el Cambio pero desde diciembre es aliada del Frente de Todos y responde al gobernador Ricardo Quintela.

El jueves pasado los tres aportaron sus votos y también Rodríguez Saá hizo lo propio, aunque la bancada oficialista perdió un apoyo que también provenía de San Luis. La puntana María Eugenia Cattalfamo se negó a respaldar la propuesta. Responde al gobernador Alberto Rodríguez Saá, hermano del senador y exmandatario, y expresó en el recinto sus diferencias. Votó en contra. Si se hubiera abstenido, de acuerdo al reglamento del Senado, le habría quitado una presencia al quórum y habría fracasado todo. No sucedió y el proyecto fue aprobado por 36 apoyos contra 33 rechazos.

La rosca que el oficialismo puso en la Cámara Alta no alcanza en Diputados, porque el oficialismo tiene 117 votos y necesita 12 para llegar al quórum de 129. No los tiene y los bloques chicos que integran la angosta avenida del medio se niegan a respaldar la ampliación de la Corte.

senado-corte.jpg

El interbloque Federal, que conduce el bonaerense Alejandro "Topo" Rodríguez, cuenta con ocho votos muy preciados para el oficialismo, y ya anticipó que se negarán en forma terminante. Es un espacio donde conviven socialistas santafesinos, schiarettistas y lavagnistas, pero están preparados para negarse. El respaldo de rionegrinos y misioneros en el Senado sumará cuatro apoyos en Diputados con los dos escaños de Juntos Somos Río Negri y el Frente de la Concordia Misionero, pero esa ecuación no alcanza para llegar al número necesario.

Con esa perspectiva por delante, el proyecto para ampliar la Corte se encamina a transitar el mismo derrotero que tuvo la reforma del Consejo de la Magistratura. Fue aprobada por el Senado y siguió su trámite en Diputados pero no llegará al recinto por la oposición cerrada de Juntos por el Cambio y de aliados esquivos como el Interbloque Federal.

La puja por ambos proyectos sucede en una Cámara donde tampoco avanzó la reforma judicial que había aprobado el Senado. En el caso de la Corte, su posible ampliación entrará a Diputados cuando faltan dos semanas para que se cumpla un año de la renuncia que presentó Elena Highton de Nolasco al máximo tribunal y lo dejó con cuatro integrantes varones. Hace casi un año que la vacancia sigue sin cubrirse porque el Ejecutivo no quiere correr el riesgo de enviar un pliego que no reúna los dos tercios necesarios, como le sucedió con la postulación del juez federal Daniel Rafecas como Procurador General de la Nación. La propuesta lleva durmiendo dos años en la Comisión de Acuerdos y es parte de un tablero trabado al que se le suma la ampliación de una Corte muy cuestionada pero respaldada por la oposición, casi como una razón de fe.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario