El clima en Neuquén

icon
27° Temp
50% Hum

La asesora de huertas que enseña a producir alimentos en el patio

Andrea Formoso diseña huertas a medida para que los neuquinos puedan cultivar sus propios alimentos y fertilizarlos con residuos hogareños.

Nada se pierde, todo se transforma. Con la premisa de cambiar el modelo de alimentación hogareño por una producción, consumo y descarte que se mueva en círculos, Natalia Formoso creó un exitoso proyecto para diseñar huertas a medida en los patios de Neuquén. Así, consigue que los vecinos ahorren en las cuentas de la verdulería y ganen en salud con un menú más nutritivo y sin agrotóxico. Su iniciativa fue reconocida durante la Hackatón sustentable del Banco Provincia de Neuquén.

"La idea surgió para hacer frente al grave problema que existe con la gran cantidad de residuos y los alimentos tratados con agrotóxicos", detalló Formoso a LMNeuquén. "Los huertos urbanos y domiciliarios favorecen una mejor alimentación, mayor actividad física y una conexión con la naturaleza", agregó sobre su emprendimiento, que ya permitió la creación de 200 huertas hogareñas en la ciudad.

Te puede interesar...

"Ofrecemos huertas orgánicas a domicilio. Esto incluye el servicio de instalación, asesoramiento y mantenimiento. Les facilitamos temas como preparación del suelo, sustrato especial para los platines y los aconsejamos en relación a las variedades que se pueden sembrar o trasplantar. Los plantines a elección, pueden ser aromáticas u hortalizas dependiendo de la estación del año y el gusto del consumidor", dijo sobre Huertaalacarta.

Para favorecer el crecimiento de las aromáticas y las hortalizas, Andrea también asesora en la creación de composteras. "El término compostar se refiere, técnicamente, al proceso de transformar residuos orgánicos en compost. El compost es una enmienda que se obtiene de manera natural, a partir de la degradación biológica que se realiza con presencia de oxígeno y lombrices californiana. El mismo se utiliza para abonar los suelos", explicó.

Para ella, compostar es la clave para crear una relación saludable con el medio ambiente, ya que los mismos residuos húmedos que podrían contaminar las bolsas con desechos saludables terminan por convertirse en una valiosa materia prima que favorece el crecimiento de las plantas.

huerta a la carta.jpg

"Compostando se reduce la huella de carbono y ayudamos al cambio climático. Beneficia al medio ambiente a través del reciclaje de materiales orgánicos Se reduce la cantidad de residuos sólidos urbanos (RSU) que se destinan a vertederos y plantas de tratamiento, evitando así problemas de contaminación de suelos o la emisión de gases nocivos a la atmósfera. Con su uso, se favorece la productividad de la tierra sin necesidad de aplicar otros productos químicos de síntesis, por lo que produce una serie de efectos de repercusión agro-biológica muy favorable", aseguró.

Si bien cada vez son más las personas que valoran los alimentos orgánicos y que apuestan a una alimentación saludable para sentirse bien, el confinamiento de la pandemia fue un punto de inflexión para cuestionar viejos hábitos alimenticios y tomar cartas en el asunto. Así, muchos neuquinos decidieron volver a las premisas más básicas y generar nuevos hábitos de producción, consumo y descarte. De una economía lineal pasaron a una propuesta circular, donde los deshechos valen y pueden transformarse en sustento.

"Es notable el crecimiento en la conciencia de comer más sano y producir los propios alimentos para no consumir productos con agroquímicos que son perjudiciales para nuestra salud. Creo que las nuevas generaciones están mucho más atentos a llevar una vida más saludable, y a un consumo más sustentable, por suerte ya vienen chipeados con una nueva conciencia, donde priorizan consumir productos que tengan menos impacto en el medio ambiente", indicó la emprendedora, que fue premiada por el BPN.

huerta2.jpg

"Huertalacarta se dedica a educar a la gente, a conectarla con la naturaleza a través de la huerta e inculcar el respeto al medio ambiente mediante la reducción de los residuos orgánicos. Para nosotros la educación es fundamental, aprender de donde viene el alimento, cuanto cuesta crecer y desarrollarse, es una forma de valorar el trabajo. La huerta necesita de tu ayuda para poder crecer bien, nosotros acompañamos y ayudamos a la gente que busca esa conexión, esa sensibilidad que le permite ver que necesita el otro para crecer bien Es el respeto que despierta la naturaleza", sostuvo.

Aunque Andrea basa su proyecto en la conciencia ambiental, también hay un aspecto económico que pesa a la hora de decidir por la producción hogareña de alimentos. Con los precios que suben en las verdulerías, también son muchos los vecinos que apuestan a esta idea con el objetivo de reducir sus gastos de alimentación.

"Creo que el contexto económico, más la creciente inflación contribuyeron positivamente para que las familias se animen a introducirse en el mundo de las huertas. Los productos del huerto permiten a la familia consumir su propia producción, lo cual significa un ahorro con relación a su adquisición en el mercado. Asimismo incorporan espacios de producción en pequeña escala, acortando la distancia que recorren los alimentos y reduciendo los insumos industriales y contaminantes de la agricultura, con estas huertas se reducen las emisiones de CO2 y por lo tanto contribuyen a la lucha contra el cambio climático", aclaró la emprendedora.

huerta1.jpg

"Sin lugar a dudas, la pandemia generó una conciencia ambiental que llevó a las personas a interesarse más por la disminución de los residuos. Al estar más tiempo en casa, pudieron darse cuenta de la cantidad de residuos que generamos y eso llevó a la necesidad de buscar una solución a través del compostaje o del reciclado. Por otro lado, al tener mayor tiempo disponible, pudieron interesarse por producir sus propios alimentos a través de una pequeña huerta", indicó.

En el marco de su participación en la hackatón, Andrea accedió a instancias de capacitación junto a su equipo, lo que le permitió definir el destino del reconocimiento económico que recibió tras haberse quedado con el primer lugar. Así, piensa en hacer una fuerte inversión en publicidad digital para conseguir que más neuquinos se sumen a la tendencia de las huertas urbanas.

"La hackatón sustentable que organizó el BPN nos brindó la oportunidad a todos los emprendedores de capacitarnos sobre distintas temáticas como estructura de costos y fijación de precios, sustentabilidad y análisis de triple impacto, inclusión financiera, marketing digital y medios de pagos, emprendimientos con propósito, líneas de asistencia financiera vigentes, canvas, y otros. Asimismo generamos vínculos con los participantes y los capacitadores que nos permitieron crecer y establecer a futuro alianzas estratégicas", agregó.

"Fue una grata sorpresa haber ganado esta hackatón ya que había muchos proyectos muy interesantes. Para el próximo año esperamos duplicar las ventas", aseguró.

"El propósito super ambicioso de Huertaalacarta es que cada familia neuquina tenga en su hogar una huerta y una compostera. De esta manera logramos generar hábitos saludables, un estilo de vida más consciente y un compromiso con el medio ambiente al reducir sustancialmente los residuos en cada hogar", dijo. "Otro desafío que tenemos previsto para el próximo año es ofrecer talleres educativos donde brindaremos conocimientos básicos relacionados a la huerta, el compostaje para que las familias puedan de a poco animarse a conocer el mundo de las huertas", agregó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario