El clima en Neuquén

icon
15° Temp
42% Hum
La Mañana femicidio

La confesión del femicida de Alejandra Abbondanza: "Maté a una persona y la quemé"

Se trata de Agustín Chiminelli, quien antes de ser detenido por la policía, le confesó el crimen a su padre.

La investigación por el aberrante femicidio de María Alejandra Abbondaza, ocurrido en la localidad bonaerense de Campana, acaba de dar un paso importante. Se conoció que, poco antes de que la policía bonaerense y la fiscal Ana Laura Brizuela irrumpieran en la casa de Agustín Chiminelli (24), acusado de haber asesinado a la joven, le confesó a su padre el crimen. “Maté a una persona y la quemé”, afirmó el sospechoso.

Así lo recordó Carlos Chiminelli, el padre del sindicado femicida, al ser indagado por la fiscal Brizuela, funcionaria a cargo de la investigación. La representante del Ministerio Público indagó este lunes al joven y a sus dos padres, Carlos Chiminelli y Liliana Sánchez. Los tres están detenidos, después de que personal de la policía bonaerense hallara los restos quemados de la víctima en una parrilla ubicada en la terraza de la casa familiar.

Te puede interesar...

El joven de 24 años se negó a declarar cuando fue indagado por el femicidio. Su madre, de 64 años, en cambió si optó hablar. En este sentido, negó tener participación en el homicidio de Abbondanza y reconoció actos violentos de su hijo hacia ella, su marido y las novias del muchacho.

Femicidio de Campana. Agustín Chiminelli y su familia.

Luego fue el turno del padre del presunto femicida. El hombre, que tiene 69 años y está jubilado, también negó haber participado en el plan criminal. “En su declaración, Carlos Chiminelli afirmó que, momentos antes de que el personal de la policía bonaerense y la fiscal Brizuela allanaran el domicilio, su hijo le confesó el homicidio. Maté a una persona y la quemé´, habría dicho el sospechoso según dijo su padre en la audiencia”, explicó a La Nación una fuente con acceso al expediente.

El femicidio

Fue descubierto este sábado a la mañana en una casa situada en Moreno y Alberdi, en Campana, en medio de la desesperada búsqueda de Abbondanza, de 38 años, quien había sido vista con vida por última vez por su hija el día anterior, a las 17.30, cuando sacó a pasear a su perro.

La fiscal Brizuela dispuso revisar cámaras de seguridad privadas y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios en la casa de la esquina, donde vive Agustín Chiminelli, de 24 años.

“Aún no sabemos qué tipo de relación tenían la víctima y el joven. Lo cierto es que el encuentro, por lo que pudo ver en las imágenes, fue pautado”, dijo una fuente del caso.

Según informaron fuentes judiciales, el teléfono celular del presunto femicida fue reseteado de fábrica, situación que, por el momento, impidió recuperar información y los últimos mensajes enviados y recibidos del sospechoso.

Embed

Las cámaras de seguridad de la zona muestran que, el sábado a las 4, el sospechoso salió de su casa con el perro de Abbondanza como si fuera a pasearlo. Poco después volvió. “En el regreso, el perro no tenía puesto el pretal”, recordó un investigador del caso. Tras analizar las filmaciones, detectives de la policía bonaerense encontraron el pretal y la correa del perro y la ropa de la víctima ensangrentada en un terreno baldío situado a dos cuadras del domicilio del sospechoso, mientras que el perro fue hallado suelto.

Los investigadores policiales revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

A partir de las imágenes de las cámaras de seguridad, y con las pruebas halladas en las cercanías de la casa del sospechoso, la Justicia ordenó un allanamiento de urgencia. En la propiedad de la familia Chimineli fueron encontrados los restos de la víctima, estaban quemados en la parrilla de la terraza.

La autopsia determinó que la víctima murió de un traumatismo cráneo encefálico severo, presuntamente provocado por el golpe con una mancuerna, y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario